Según los reportes más recientes, el epicentro de la pandemia de Covid-19 en los Estados Unidos –país líder en decesos y contagios en el mundo–, se desplazó hacia el estado de la Florida. De hecho, a fines del mes de julio, 1 de cada 3 estadounidenses que enfermaron o murieron a causa de la enfermedad, residían en el sureño estado. 
 
Si bien es cierto que el SARS-CoV-2 está circulando en todo el mundo y que es virtualmente imposible impedir que todas las personas permanezcan sanas, la gestión adecuada de la crisis –implementación de medidas de confinamiento, obligatoriedad de uso de mascarillas para circular en las calles, desinfección de espacios públicos, distancia social y acceso gratuito y oportuno a centros de salud y medicamentos–, puede hacer la diferencia, como es el caso de Venezuela. 
 
Para ilustrar el punto, consideremos por ejemplo las cifras correspondientes al 31 de julio reportadas por las autoridades de ambos emplazamientos geográficos.
 
Según el portal Worldometer, sitio que se encarga de compilar las estadísticas oficiales de la Covid-19 de todos los países, los datos correspondientes al estado de la Florida, son los siguientes: 
 
-Cantidad de nuevos casos: 9.642
 
-Cantidad de decesos: 179
 
-Cantidad de personas diagnosticadas con Covid-19 desde el inicio de la pandemia: 480.028
 
-Cantidad de fallecidos desde el inicio de la pandemia: 7.022
 
-Cantidad de casos activos: 427.116
 
En contraste, las cifras de Venezuela, dan cuenta de una realidad muy diferente, pese a las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea y el incremento de casos diarios registrado durante el último mes. 
 
-Cantidad de nuevos casos: 715
 
-Cantidad de defunciones: 6
 
-Cantidad de personas diagnosticadas con Covid-19 desde el inicio de la pandemia: 18.574
 
-Número de decesos desde el inicio de la pandemia: 164
 
-Cantidad de casos activos: 7.989
 
Aunque el número de casos comunitarios alcanzó su punto más alto el 31 de julio (663), vale la pena precisar que el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha puesto en marcha un conjunto de acciones orientadas a garantizar la atención médica a todos los afectados por la infección, así como la prevención de nuevos contagios. 
 
A este respecto, vale la pena destacar que en Caracas, ciudad en la que se han concentrado la mayor cantidad de casos nuevos durante las últimas semanas, se están habilitando diversos espacios que funcionarán como hoteles-hospitales para pacientes asintomáticos y ayer se inauguró un hospital de campaña en las instalaciones del Poliedro, con capacidad para atender a 1.200 personas. 
 
En relación con la disminución de las infecciones por transmisión comunitaria, el gobierno mantiene un decreto de cuarentena radical en las entidades más afectadas, incluyendo la capital.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook