«En mayo de 2020, el Ministerio de Salud de Rusia otorgó una autorización de comercialización acelerada al inhibidor de ARN polimerasa Avifavir [favipiravir] para el tratamiento de pacientes con COVID-19. En la etapa piloto del ensayo clínico de fase II y III, Avifavir permitió eliminar el virus de SARS-CoV-2 en el 62,5% de los pacientes en cuatro días, y fue seguro y bien tolerado», explica el estudio publicado en biblioteca científica electrónica medRxiv.

 

Según las autoridades sanitarias rusas, el medicamento, que se basa en el antiviral favipiravir, «demostró una alta eficiencia» también durante la primera etapa de los ensayos clínicos.

En los primeros cuatro días de tratamiento, 65% de los 40 pacientes que tomaron Avifavir dieron negativo al COVID-19, y para el décimo día, el porcentaje de pacientes que dieron negativo aumentó a 90%.

No se trata de una creación totalmente rusa, ya que el favipiravir ya se utilizaba en Japón desde 2014 para tratar la gripe, pero ahora lo pueden fabricar no solo las compañías que contaban con la patente, sino todas las demás, una circunstancia que ha sido aprovechada por los científicos rusos.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook