Este martes 4 de agosto medios de comunicación nacionales e internacionales se hicieron eco de la decisión que tomó la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia de Colombia sobre orden de detención domiciliaria del exmandatario neogranadino, Álvaro Uribe Vélez, por presunto soborno y fraude procesal, manipulación de testigos.

Así lo informaron agencias internacionales y locales, hasta el mismo senador que se lamentó  la decisión lo confirmó en sus redes sociales.

«La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria», escribió el expresidente neogranadino.

RT explicó que Uribe tiene una averiguación después de las revelaciones que dio a conocer la revista Semana en artículos como “Chuzadas sin cuartel” y “Las carpetas secretas”,  en las cuales se menciona que entre febrero y diciembre del año pasado el exgobernante se encargó de espiar “las comunicaciones de 130 personas incluyendo periodistas, políticos y activistas”.

Para Noticias Caracol es un “hecho histórico en Colombia” ya que es la  primera vez que un expresidente es cubierto “con medida de aseguramiento”.

El portal colombiano indica que a Uribe se le sigue por cargos de manipulación de testigos.

Detalla que este proceso comenzó en el  2012, para entonces el político acusó al congresista Iván Cepeda por supuestamente  solicitar a exparamilitares declarar  en su contra, por la adjudicación de beneficios.

No obstante en el 2018, la Corte Suprema de Justicia engavetó la averiguación contra Cepeda y la prosiguió con el exmandatario por presunta manipulación de testigos.

La decisión obedeció a que se presentaron dudas de que los hechos se originaron  pero de manera opuesta “que con sobornos, se buscó enlodar a Cepeda”.

Como parte del proceso, Uribe Vélez se presentó el 8 de octubre del año anterior ante las autoridades y negó toda responsabilidad.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook