Expertos militares estadounidenses creen que la explosión registrada en el puerto de Beirut no parece un accidente y sugieren que una «bomba de alguna clase» puede hallarse en el origen de la misma, según lo afirmó este martes 4 de agosto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca, en la que calificó lo ocurrido de «ataque».

A la pregunta de una periodista de si estaba seguro de que la explosión en la capital libanesa fue un ataque y no un accidente, el mandatario contestó que se ha reunido «con algunos de nuestros grandes generales» y «parece que lo creen así«.

«No fue un tipo de evento de explosión de fabricación. Según ellos —lo sabrán mejor que yo—, pero parecen pensar que fue un ataque, fue una bomba de alguna clase, sí«, indicó Trump.

Por su parte, el ministro libanés del Interior, Mohammad Fahmi, anunció el martes que las primeras informaciones indican que la catástrofe se debió a una explosión de unas dos mil 700 toneladas de nitrato de amonio —material altamente explosivo—, almacenado en el puerto de Beirut desde hace seis años.

La deflagración dejó más de 70 muertos, mientras que tres mil 700 personas resultaron heridas. Entre los fallecidos se encuentra Nazar Najarian, secretario general del partido político de las Falanges Libanesas.

(RT)

Comentarios Facebook