En un conjunto de reflexiones publicadas en la red social Twitter con ocasión de la interpelación que el Senado estadounidense le hiciera a Elliot Abrams, encargado especial de la administración Trump para Venezuela, el canciller de la República, Jorge Arreaza, aseguró que ese funcionario «y su combo» emprendieron en 2019 «una estrategia golpista ilegal y un bloqueo criminal contra Venezuela», pero que ya «están de salida, en fase terminal».
 
En el mismo orden de ideas, el jefe de la diplomacia venezolana denunció que los lugartenientes designados por el presidente Donald Trump para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro «pretenden alargar sus agónicos y fracasados planes más allá del 5 de enero 2021″, lo que, en su juicio, se corresponde con las actuaciones propias de «un decadente imperio de papel».
 
Por otro lado, respecto de la interpelación que le hiciera el comité de asuntos exteriores del Senado de EEUU a Abrams y de los cuestionamientos que este recibiera por parte del senador republicano Chris Murphy por no haber logrado su cometido, Arreaza denunció que «voceros de los Estados Unidos siguen reconociendo abiertamente sus crímenes y agresiones ilegales contra el pueblo venezolano». 
 
Por tal razón, estas confesiones, junto a las que vaciara el exasesor de seguridad John Bolton en su libro, «constituyen invaluables elementos probatorios» para la demanda que el Gobierno Bolivariano introdujo ante la Corte Penal Internacional. 
 
«El fracaso del oscuro personaje de los halcones del gobierno Trump, Elliott Abrams, quedó en evidencia hoy en el Senado de EEUU. Su trayectoria criminal y su visión arrogante de guerra fría, han hecho que se estrelle una y otra vez contra la dignidad y coraje de un pueblo libre», concluyó el Canciller.
 
 
(LaIguana.TV)
 
 

 

 
Comentarios Facebook