En una entrevista concedida a Noticiero Digital, José Antonio Colina, quien ejerce como presidente de la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) asentada en Miami, criticó el intento de Juan Guaidó de perpetuarse en el poder más allá del 5 de enero de 2021, fecha en la que cesará funciones la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015.
 
«Primero que nada, en la Constitución no está establecido que la Asamblea Nacional pueda extender sus funciones, simplemente porque no haya un proceso electoral que sea confiable para todos los venezolanos», dijo Colina.
 
De ahí que, si para la fecha, Juan Guaidó y el grupo que le acompaña no logra derrocar el gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro, Veppex «simple y llanamente» no reconocerá al todavía diputado y a la AN, señalando además que el todavía diputado y los pseudofuncionarios que conforman su gobierno virtual, «tienen básicamente dos años en el ejercicio del cargo (…) y no se han obtenido los resultados reales». 
 
Su decisión, aseguró, no depende de lo que diga entonces el gobierno de los Estados Unidos, «porque de acción, de hecho y de derecho, no es legítimo, porque no está ejerciendo las funciones que hayan dado resultados positivos.
 
Este fracaso del «Proyecto Guaidó», en parecer de Colina, se debe a la «gran cantidad de errores» cometidos y a «una cantidad de decisiones erróneas, básicamente ilegítimas» que ha tomado el autoproclamado presidente interino.
 
Asimismo, el opositor destacó que el único éxito atribuible al llamado «Proyecto Guaidó», son los escándalos de corrupción que han protagonizado sus miembros, entre los que destacó el llamado «Cucutazo» y el caso Monómeros. 
 
«Nosotros, como organización, hemos pedido en retiradas oportunidades que se nos rinda una contraloría de cómo han recibido los recursos, en qué los han gastado y no hemos obtenido respuesta. Nosotros hemos pedido como organización que se nos informe cómo se ha distribuido la ayuda humanitaria, a quién le ha llegado, a quién se puede recurrir los venezolanos que están en Perú, Colombia, y nunca se nos ha respondido», cuestionó el presidente de Veppex. 
 
Asimismo, destacó que la instancia que dirige ha sido catalogada por Voluntad Popular, partido al que pertenece Guaidó, como una «organización no amiga». Para él, esto se debe a que no están «para hacerles lobby ni para alabar a nadie». 
 
En relación con la labor que realiza Veppex, subrayó que suelen brindarle ayuda a todo venezolano que resida en el extranjero, «siempre y cuando no haya tenido un pasado chavista. Si tiene un pasado chavista, no lo vamos a ayudar». Justifica esta posición filofascista, aduciendo que no cree «en chavistas arrepentidos (…) porque tuvieron la oportunidad de hacerlo bien y no lo hicieron» y remata que lo que persiguen es «volver a tener poder para seguir robando y corrompiéndose, como lo hicieron en el pasado». 
 
Finalmente, Colina insistió que ni él ni su organización manejan dinero y se mantienen con las donaciones que aportan sus miembros. Y aunque admitió estar al corriente de que se habían entregado cerca de 600 millones de dólares «para la ayuda humanitaria» a distintas ONG «para que ayuden a la gente», dijo que no sabía de cuáles se trataba «para referirlas a las personas que necesitan ayuda».
 
(Laiguana.TV)
Comentarios Facebook