El partido Fuerza Alternativa del Común (FARC) denunció el asesinato del excombatiente y firmante del acuerdo de paz Wilfermín Robayo, ocurrida el pasado 9 de agosto.

De acuerdo con diferentes reportes, varios hombres armados arribaron hasta la vereda Puerto del municipio de Solano en Caquetá para asesinar a Wilfermín.

Desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016, con el entonces presidente Juan Manuel Santos, se registran 224 asesinatos de excombatientes. Por esta razón, representantes del partido FARC han planteado la necesidad de implementar medidas ante el incremento de asesinatos.

En este sentido, la senadora colombiana Sandra Ramírez expresó que «ante este genocidio que avanza y frente al silencio cómplice del Estado Colombiano, hoy más que nunca son necesarias las medidas para proteger la vida de los firmantes de la paz».

En carta abierta enviada con anterioridad al presidente Iván Duque, instaron a que «repare por lo más sagrado que tenga, en el estado actual de Colombia, en el precipicio al que la están conduciendo. Aún es tiempo. Nosotros juramos usar únicamente la palabra y seguiremos fieles a ello».

(teleSUR)

Comentarios Facebook