Este martes 11 de agosto autoridades de Trinidad y Tobago encontraron inconsciente en una vía al sur de la isla a una joven venezolana que fue abandonada por tres sujetos que la violaron y apuñalaron con un arma blanca.

La criolla de 18 años fue lanzada casi muerta al camino desde un taxi por el trío de asesinos, quienes antes la abordaron en la vía, mientras ella se dirigía al poblado de San Fernando a vender sus empanadas, para sobrevivir en el exterior en medio de la pandemia.

El rostro y toda la ropa de la chica estaban cubiertos de sangre, presentaba heridas de arma blanca y cortes en las manos y el rostro, reportaron los oficiales de la policía, cuando hallaron el cuerpo.

La víctima, una más de la lista de jóvenes venezolanas que han sido blanco fácil de la xenofobia y el abuso en el exterior, fue recluida en el Hospital General de San Fernando, allí se mantiene custodiada y en delicado estado de salud. La policía busca a los responsables, reportó el Daily Espress de Trinidad.

“La policía dijo que cuando revivió pronunció unas palabras y dijo que vivía en Siparia con su padre y otros familiares. Relató que tomó un por puesto, en el que había conductor y dos pasajeros, en Siparia, De camino a su destino, los hombres la atacaron. La dejaron en un camino y se fueron a toda velocidad”, reportó un periodista venezolano en el Twitter.

(LaIguana.TV) 

Imagen

Imagen

Comentarios Facebook