El 11 de agosto, un caza ruso MiG-31 aterrizó de manera exitosa con una rueda rota, informaron desde el Distrito Militar Central del Ministerio de Defensa ruso. Los hechos tuvieron lugar en la región rusa de Perm.

El avión estaba realizando un vuelo de entrenamiento cuando el coordinador de la operación detectó la avería y avisó al comandante de la aeronave. No se reportaron víctimas tras el suceso y los militares precisaron que el aparato no sufrió daños.

Entre tanto, en las redes sociales se difundió un video que muestra cómo el caza toca tierra en el Aeropuerto Internacional de Perm-Bolshoye Sávino, un aeródromo civil y militar compartido, dejando una cola de chispas en la pista.

(RT)

 

Comentarios Facebook