En el contexto del análisis de las causas y consecuencias de las explosiones registradas en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto, Miguel Ángel Pérez Pirela explicó en Desde Donde Sea las razones tras la visita del mandatario francés, Emmanuel Macron, al Líbano, apenas dos días después de la tragedia.

A este respecto, precisó que las declaraciones de Macron sobre la corrupción en la nación, no solamente habían contribuido a avivar «el clima de crispación» que atraviesa a Líbano después de los lamentables eventos, sino que, además, constituyen una demostración de hipocresía, toda vez que dos de los tres últimos presidentes del país galo están siendo investigados por el mismo motivo.

«¡Qué tupé tienen los franceses! ¡Tienen a Jacques Chirac, tienen a Sarkozy, dos de los últimos presidentes de Francia, acusados de corrupción y llegan al Líbano en medio de una crisis con estas dimensiones, con una crisis humanitaria, a hablar de corrupción! ¡Oh, là là! Llega Macron (…) dando declaraciones sobre la corrupción del gobierno libanés», cuestionó el analista.

Además, Pérez Pirela insistió en que, durante su intervención, Macron aludió directamente a «pautas fijadas por el interés del Fondo Monetario Internacional«.

En el mismo tenor injerencista estuvo, asimismo, la videoconferencia convocada conjuntamente por Francia y las Naciones Unidas en la que participaron 30 países. En ella, Francia «dejó claro que las ‘ayudas’ otorgadas al país tras la tragedia, deben ir directamente a la población libanesa, pero son migajas, son migajas hipócritas de un sistema colonial que sigue en vigencia», puesto que la metrópoli «ha hecho todos los millones del mundo desde hace décadas y décadas a costa del Líbano».

En paralelo, refirió, hay otros intereses en juego dentro del tablero geopolítico de la región y en ese orden de ideas, aludió a las declaraciones que hiciera el gobierno de Irán a través de su Cancillería, tras haber enviado un primer lote con nueve toneladas de alimentos, medicinas e insumos médicos, en las que se califican como «inaceptables» los intentos de politizar la tragedia.

«Cito textualmente al gobierno iraní a través de la Cancillería, quien dijo: ‘Es totalmente inaceptable el hecho de que varios individuos, grupos o países extranjeros instrumentalizan la trágica explosión en Beirut como excusa para lograr fines políticos’. Esto lo dijo el portavoz de la cancillería iraní, Seyed Abás Musavi», puntualizó el experto.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook