El militante de la ultraderecha venezolana Daniel Lara Farías, quien reside actualmente en Alemania en condición de autoexiliado, arremetió contra el pueblo chavista de Venezuela, toda vez que festejó el lamentable fallecimiento del jefe del Gobierno del Distrito Capital, Darío Vivas, a causa del Covid-19.

“A mí me parece maravilloso que un jerarca chavista se muera, porque por cada chavista muerto hay menos sufrimiento. Los chavistas lo que más han hecho, desde el más bajo al más alto, es servir para someter al pueblo venezolano”, dijo Lara Farías en un video en sus redes sociales.

En un acto considerado a todas luces bajo, miserable y completamente repudiable manifestó: “Y si me ponen a escoger entre un ciudadano de bien, entre un preso político, un familiar de un preso político y un Darío Vivas, no me interesa Darío Vivas. Y si tengo que alegrarme porque haya un chavista menos en el mundo capaz de hacerle daño a otro venezolano, pues habrá que alegrarse”.

Por si fuera poco, aseguró en su cuenta en Twitter lo siguiente: “El chavismo huele a formol y caoba”.

La legislación venezolana, vale destacar, considera un delito la “instigación al odio”, el cual está tipificado en el Código Penal Venezolano vigente. En el artículo 285 se expresa taxativamente que aquel que estimule “a la desobediencia de las leyes o al odio entre sus habitantes o hiciere apología de hechos que la ley prevé como delitos, de modo que ponga en peligro la tranquilidad pública, será castigado con prisión de tres años a seis años”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook