En el Gran Premio de Austria de MotoGP de este domingo ocurrió uno de los accidentes más memorables de los últimos años, en el que de milagro nadie perdió la vida.

El accidente sucedió en la octava vuelta, cuando las motos del francés Johann Zarco y del italiano Franco Morbidelli se tocaron, lo que provocó la caída de ambos pilotos. Mientras tanto sus motos salieron despedidas a gran velocidad dentro de la pista. En ese momento pasaron muy cerca el español Maverick Viñales y el italiano Valentino Rossi, pero ambos pudieron evitar el impacto.

Zarco y Morbidelli abandonaron la pista por su propio pie y no continuaron la carrera, que fue parada y fue relanzada más tarde. Viñales y Rossi sí regresaron a la pista y terminaron entre los 10 primeros.

(RT)

Comentarios Facebook