La venezolana Stefani Flores (18), quien el pasado martes 11 de agosto fue secuestrada, violada, golpeada, apuñalada en distintas oportunidades y posteriormente abandonada en la calle en Trinidad y Tobago, ofreció este lunes su testimonio sobre el ataque a la policía local, reporta Trinidad and Tobago Newsday.

Según indica el medio, Flores estuvo ingresada en el Hospital General de San Fernando hasta hoy e intervino un traductor para asistirla en el proceso de comunicación de la terrible experiencia a las autoridades.  

De acuerdo con la versión recabada por el Newsday, el padre de Stefani la embarcó en un automóvil blanco en las inmediaciones de su residencia, ubicada en la localidad de Fyzabad, con el propósito de dirigirse a la vecina San Fernando para vender empanadas. El instante fue capturado por una cámara de vigilancia, lo que a la postre permitió la identificación de los implicados. 

El conductor viajaba con dos hombres y durante el viaje, uno de ellos le cubrió el rostro y la ató. Posteriormente, se dirigieron a un lugar aislado y ejecutaron la agresión, consistente en una brutal golpiza, una violación y distintas heridas punzopenetrantes. Tras creer que la joven había fallecido, abandonaron el cuerpo, que fue descubierto por transeúntes, quienes se aprestaron a llamar a la policía. 

Asimismo, se determinó que el vehículo en que se trasladaban los victimarios pertenece a un agente policial que se encuentra suspendido de su cargo y bajo custodia de las autoridades, tras haber sido capturado el Puerto España el miércoles junto a un guardia de seguridad. 

Según el Trinidad and Tobago Newsday, «el policía detenido tiene una dirección en Blue Basin, Diego Martin, y otra en Long Circular Road en St James».

Las investigaciones continúan y la policía aún intenta localizar al tercer involucrado en el crimen. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook