Medellín, la segunda ciudad de Colombia, saluda a través del arte la detención del expresidente Álvaro Uribe Vélez. En los muros de las barriadas y edificaciones de esta ciudad,  se puede apreciar como los movimientos sociales y artistas urbanos, han proyectado  a través de graffitis lo que significa para ellos la detención de Uribe Vélez, el pasado 4 de agosto.

En uno de los murales se puede apreciar a un Uribe cadavérico, con la mitad de su rostro en llamas, tras las rejas. Una forma bastante ingeniosa de representar la muerte política del uribismo y la prisión de un narcoparauribismo.

Siendo esta expresión artística, una nueva forma de protestar que se propaga a través de las paredes de grandes ciudades de América Latina, donde artistas proyectan mensajes que refuerzan luego en las  redes sociales.

Pese a que este movimiento, apenas crece en Colombia, en  general, ha logrado reacciones positivas o, en su defecto, indiferencia en las calles casi desiertas por el confinamiento originado por el Covid-19.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook