La vacuna rusa contra el coronavirus es la que más confianza le da a los mexicanos, según revela una reciente encuesta hecha en el país latinoamericano por El Financiero.

De acuerdo con los resultados del sondeo, que se realizó el pasado 15 de agosto, el 66 % de los mexicanos manifestaron que tienen mucha o algo de confianza en una vacuna que provenga de Rusia.

Sobre otras opciones, el 65 % de los entrevistados también manifestó la misma confianza por una que se realice en Francia, el 63 % por una que provenga de Inglaterra y ese mismo porcentaje confía en la que se produzca en su propio país.

Una posible vacuna estadounidense recibió el 60 % de apoyo entre los mexicanos; mientras que a la que provenga de China le dan un 44 % de mucha o algo de confianza.

¿Y cuándo llega la vacuna?

Sin embargo, en la misma encuesta también se revela que apenas el 36 % de los entrevistados cree que pronto habrá una vacuna para combatir al nuevo coronavirus.

Si bien la cifra es baja, hubo un aumento de nueve puntos porcentuales respecto al anterior sondeo, del 11 de julio, donde solo el 27 % manifestó su optimismo al considerar la vacuna llegará pronto.

Del otro lado, el 55 % considera que la vacuna todavía tardará en estar lista; un porcentaje mucho menor al 66 % que opinaba de la misma forma en julio.

Interés por la vacuna rusa

La semana pasada, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó que su país pidió a Rusia «información clínica» de su vacuna contra el coronavirus, denominada ‘Sputnik V’. Según el funcionario, la Secretaría de Salud evaluará la información y determinará «la utilidad de esa vacuna para México en el corto plazo».

Por su parte, el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que estaría dispuesto a ser el primero en su país en probar la vacuna rusa contra el coronavirus, en caso de que esta sea la primera en completarse y puedan adquirirla.

También la semana pasada, se confirmó que México, junto a Argentina, producirá en Latinoamérica la vacuna contra el covid-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford, de la mano del gigante farmacéutico AstraZeneca. Según López Obrador, este medicamento estará disponible a partir del primer trimestre del próximo año.

(RT)

Comentarios Facebook