El defensor colombiano de los derechos humanos, Wilfredo Cañizares, expone que en Cúcuta se viven momentos de incertidumbre respecto a la seguridad, ya que en menos de un año han renunciado dos de sus secretarios de Seguridad que no han podido con el descontrol paramilitar del territorio.

“La situación de inseguridad que está viviendo la ciudad y el desbordamiento de violencia, sobretodo ocurrido en el último año, comprometen el accionar de la fuerza pública”, expresó Cañizares

El abogado Sergio Martínez, fue el último en dejar el cargo por problemas de comunicación, liderazgo y sinergia del grupo que comandaba, cuestión que no le permitía lograr su objetivo de hacer sentir la presencia física de las fuerzas públicas en el municipio, sobre todo con los agentes de la Policía Metropolitana de Cúcuta, comandadas por el coronel, José Luis Palomino.

“El jefe de la policía metropolitana hemos denunciado como una persona incompetente hemos denunciado que hay sectores del establecimiento público que conviven y son cómplices con el crimen y la ilegalidad”.

 

(Laiguana.TV)

Comentarios Facebook