El cardenal Baltazar Porras, miembro de la cúpula eclesiástica venezolana, se mostró complacido por el beneficio de casa por cárcel que recibió Juan Requesens, involucrado directamente en el intento de magnicidio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, según su propio testimonio, y con el indulto presidencial otorgado a 110 opositores involucrados en acciones sediciosas y crímenes contra la patria.

De acuerdo al administrador de la Arquidiócesis de Caracas, «lo humanitario está por encima de todo en la vida», y «lo central debe ser el sentido de la dignidad de la vida y de la persona humana».

A pesar de saludar este beneficio otorgado a los opositores, el cardenal dijo que aunque fue una medida de carácter humanitario, «nadie da nada gratuitamente».

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook