Los recientes acontecimientos, como los indultos a 110 personas acusadas de delitos de violencia política y las discrepancias que se han hecho evidentes en la oposición han sacudido el escenario político venezolano y renovado el interés en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, concluyó Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde donde sea.

El filósofo y comunicador expresó que la medida del presidente Nicolás Maduro en favor de ese grupo de políticos y las posturas asumidas -opuestas entre sí- por Henrique Capriles Radonski y Stalin González, por un lado, y María Corina Machado, por el otro, dejan a Juan Guaidó más aislado y plantea un interesante cuadro se cara a los comicios legislativos.

El análisis comenzó en caliente, con las declaraciones que estaba dando, justo en esas mismas horas, el excandidato presidencial Capriles Radonski, líder de la oposición en tiempos previos al surgimiento de Guaidó, quien dijo: «Convoco al país a movilizarse y a luchar. No le vamos a regalar a Maduro la Asamblea Nacional. Siempre será mejor jugar a la democracia». 

«Colocando esta noticia de última hora en contexto, debemos decir que el presidente Nicolás Maduro tomó la decisión de liberar a 110 políticos presos, de los cuales hay 23 diputados opositores principales y 4 suplentes que estuvieron involucrados en actos terroristas. Lo hizo en procura de un clima de paz y armonía fueron liberados. Esta decisión fue polémica y ha sido tema de conversación, de dimes y diretes, ha sido muy dolorosa para la base chavista por el tipo de delitos que cometieron estas personas, tal como lo dijimos en el programa del lunes 31 de agosto», recapituló.

Destacó que el gesto  ha sido felicitado por actores adversos al gobierno nacional como Michelle Bachelet y Josep Borrell, quienes han entendido que es un mensaje muy significativo liberar a estas personas y, adicionalmente, permitirles participar en las elecciones.

«Hay detalles en estos hechos que no podemos dejar de evaluar. Por ejemplo, la participación de Stalin González en los diálogos, junto a Capriles, con el gobierno de Turquía. Recordemos que González era la mano derecha de la directiva parlamentaria de Juan Guaidó. Ahora va, con Capriles y Vicente Díaz a participar en las elecciones junto a otras figuras como Eduardo Fernández, Claudio Fermín y Henri Falcón. Se arma un interesantísimo frente opositor pero con vocación democrática, en contraposición a la postura de Guaidó, Leopoldo López y Julio Borges, que es boicotear las elecciones».

A juicio de Pérez Pirela, estos anuncios le dan aún más sentido a la decisión del presidente Maduro de indultar al lote de políticos presos, a los que la oposición y la maquinaria mediática internacional llaman presos políticos.

Reacciones

Presentó y comentó algunas de las reacciones que generó la medida de indulto.

Josep Borrell, el alto representante de la Unión Europa para Política Exterior, calificó el decreto como «buena noticia este paso para lograr la paz y la reconciliación nacional, una condición sine qua non, para la organización de unas elecciones libres, inclusivas y transparentes».

«Son palabras inéditas en su boca y parecen darle un cachetada a Guaidó y López, quienes siguen pidiendo la abstención», dijo el moderador del programa.

Por su lado, la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se congratuló del indulto de Maduro. 

«Esto es una muy mala noticia para Estados Unidos, que a través de comunicado de Departamento de Estado, calificó el indulto como un acto simbólico no digno de aplausos. Me parece que esta medida le cambió las preguntas a EEUU cuando pensaban que tenían todas las respuestas».

Pérez Pirela reseñó también la respuesta de uno de los beneficiados, el diputado Ismael León, quien reconoce a Maduro como presidente (frente a la postura oficial de la oposición, que sostiene la tesis del gobierno paralelo) y lo felicitó por promover un proceso de indulto. «Es risible que EEUU y la camarilla abstencionista descalifiquen la medida, pero los beneficiados la están agradeciendo».

También leyó declaraciones de Leopoldo López, quien pidió incluir a los policías metropolitanos y militares también presos y rechazó el indulto para él, aunque no estuvo en la lista de los favorecidos.

«Vi declaraciones sobre el tema de Rafael Ramírez, un señor que huye de la justicia venezolana y tiene recursos para pagar multas millonarias en EEUU. Pero no me voy a detener en  la inmoralidad de este señor que sigue viviendo su vida dorada en el norte de Italia», sostuvo.

Cambio de juego

Para continuar con su análisis, se apoyó en un trabajo de la periodista Anahí Arizmendi, publicado en el portal de Hinterlaces con el título “Indulto presidencial: La estrategia que cambia el juego para el 2021”.

«El decreto movió el tablero preelectoral en una jugada que profundizo el cisma interno de la oposición venezolana. A pocos días de finalizar  el plazo para inscribir candidaturas para las elecciones legislativas del 6 de diciembre, los y las ahora indultados se debaten entre la propuesta de continuidad administrativa del diputado Juan Guaidó y la participación electoral y el dialogo nacional”.

«Ciertamente -comentó Pérez Pirela- hay dos vías: la de seguir con el gobierno fantasmático de Guaidó o ir a medirse a elecciones».

“Una vez más la realidad se impone, y  como declara Roberto Marrero, jefe del gabinete de Juan Guaidó y abogado de Leopoldo López,  detenido en 2019, ‘me  imaginaba mi  salida de otra manera pero nadie puede decirle a un preso que no acepte una medida'».

Subrayó lo interesante de esta fase,  porque María Corina Machado y Guaidó, que nunca fueron tocados ni con el pétalo de una rosa, les han exigido a los favorecidos que no acepten el indulto.

“En opinión de Tulio Monsalve, experto en negociaciones internacionales, estamos ante un hecho político que busca evidenciar ante la comunidad internacional la voluntad del gobierno de  encauzar a ciertos sectores  de la oposición a la vida constitucional y abonar a la reconciliación nacional.El indulto profundiza la falta de consenso entre los otrora aliados incondicionales de Guaidó, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Acción Democrática, sobre la participación o no en la elección legislativa. Las contradicciones e insultos inundan las redes sociales ante la presión de no poder reconocer abiertamente al gobierno del Presidente Maduro, pero sí la medida presidencial. El exparlamentario del estado Miranda e integrante de Voluntad Popular Gilber Caro, acusado entre otros delitos de traición a la patria y extracción de armas a la Fuerza Armada, quien al ser consultado sobre qué le diría  a quienes dicen que negocio sus principios sostuvo ‘que estoy en libertad’”.

“Desde la derecha en el exilio se denuncia que varios indultados no regresaran a Venezuela para no renunciar a la buena vida y los sueldos millonarios en dólares que ostentan en el exterior, y continuar con las negociaciones de los bienes y activos venezolanos a nombre del Interinato”.

“El decreto allana el camino para los sectores de oposición que quieran participar en el venidero proceso electoral y coloca en jaque el juego de quienes aspiran mantener la continuidad del gobierno interino bajo el liderazgo de Guaidó”.

Tras concluir la lectura del reportaje, dijo que la más grande contradicción que creó este indulto dentro de la ya muy dividida oposición es que nadie va a negarse a salir de la cárcel. «Algunos politiqueros desde otros países dicen que es un error aceptar esta medida, porque ellos no están en prisión».

Encontronazos opositores

El director de LaIguana.TV mostró algunos de los encontronazos que han aflorado entre la dirigencia opositora. Mencionó la diatriba entre Juan Carlos Caldera y Yon Goicoechea. Este último le lanzó un ultimátum a Capriles: “Cuando tú fuiste candidato todos te apoyamos, en respeto a la mayoría. No esperamos menos de ti”.

Caldera defendió a Capriles y exigió a Goicochea empatía y respeto por los demás y lo remató diciendo “Cuando, para lograr tu libertad, fuiste candidato a alcalde, en contra de la línea de la unidad, incluyendo Voluntad Popular, muchos entendimos. Pana, recuperemos el respeto por la posición del otro”

Goicoechea le respondió a Caldera destacando el escándalo que protagonizó cuando fue grabado recibiendo dinero del empresario Wilmer Ruperti, para su campaña política. «Se están acusando de ladrones y creo que todos tienen razón, como dice Diosdado Cabello», observó el presentador de Desde donde sea.

EEUU: más sanciones

Mientras tanto, el gobierno de Donald Trump pretende agudizar las sanciones contra Venezuela y ahora viene por el diésel y por el oro. El representante especial para Venezuela, Elliott Abrams, dijo: “Creemos que nuestras sanciones han sido extremadamente eficaces en reducir los ingresos del régimen, pero creemos que podemos hacerlas más eficientes. Entonces vamos a hacer algunas cosas para endurecerlas en un futuro próximo”, 

«El gobierno de EEUU quiere hambrearnos más, bloquearnos más, sancionarnos más. El transporte público y de carga usa diésel, que no ha sido afectado por las sanciones, pero que podría serlo. Abrams plantea la ruptura de relaciones de Venezuela con Cuba si se presenta la escasez de diésel.  Ellos creen que funciona así la cosa: si nos quitan el diésel, nosotros rompemos con Cuba…», ironizó.

Pero siempre hay alguien más al extremo y en este caso es la ultraderechista María Corina Machado, quien  lamentó que EEUU opte por sanciones y no por el uso de la fuerza armada.

«Desgraciadamente, la oposición se divide en dos bandos: la que quiere ir a elecciones y la que no quiere. En ese segundo bando hay dos partes: la que pide bloqueo y sanciones y los que dicen que no basta, que es necesaria la intervención militar. Es el sector que se está autoexcluyendo», puntualizó.

Se refirió a la controversia entre Abrams y Machado. Abrams dijo que Machado estaba viviendo una fantasía propia del realismo mágico, y Machado respondió en CNN que “la fantasía es creer que el régimen va a salir por otro mecanismo que no sea por la fuerza”.

«Imagínense: esta parte extremista se debate entre hambrear más al país o invadirnos. La división no es solo interna, sino internacional. El gobierno de EEUU es un actor más dentro de la oposición y ahora discute con María Corina Machado», enfatizó.

Polémica sobre Turquía

Otro motivo de discordia en la oposición ha sido por el rol que han tenido algunas de sus figuras en negociaciones políticas en las que ha participado el gobierno turco.

«Turquía sigue con satisfacción el diálogo  positivo entre el gobierno y la oposición venezolana, en coordinación con las iniciativas que se llevan a cabo conjuntamente con la Unión Europea, dijo el canciller turco Mevlüt Çavuşoğlu, pero esa reunión enfureció tanto a Guaidó, que emitió una carta deplorando que se haya realizado. Fue una pataleta, un berrinche, una malacrianza. Dijo que estas acciones no cuentan con el agrado de sus aliados internacionales, ni del supuesto acuerdo unitario opositor que promueve la abstención y que no fue firmado por la mayoría de los sectores con fines políticos que se oponen al Poder Ejecutivo. Declaró su absoluto desconocimiento a las negociaciones inconsultas realizadas a título personal entre el régimen de Nicolás Maduro y los dirigentes Henrique Capriles y Stalin González. Aseguró que esas negociaciones fueron emprendidas de manera individual, pues según él, no representan ni comprometen en forma alguna a la Asamblea Nacional, el Gobierno interino, ni las fuerzas democráticas de la unidad».

Reiteró Pérez Pirela que Stalin González era la mano derecha de la directiva encabezada por Guaidó en 2019 y que hizo toda clase de locuras, incluyendo la autoproclamación, golpes de Estado, invasiones mercenarias, robo de empresas nacionales en otros países y solicitud de sanciones y bloqueos.

«Es una carta desesperada de Guaidó. Se pelea con Turquía que, a nombre de la UE, ha llevado estas negociaciones. Está completa, definitiva y absolutamente aislado».

Capriles le dio un golpe de Estado

De acuerdo al punto de vista de Pérez Pirela, el excandidato presidencial Capriles Radonski le dio un auténtico golpe de Estado a Guaidó.

Al comentar sobre las negociaciones con la mediación turca, Capriles dijo: “Hoy, por mis ‘gestiones personales’, nos sentimos satisfechos de la libertad de 110 presos políticos. Mi único interés es defender a los venezolanos y lograr la libertad de Venezuela. No nos vamos a resignar hasta ver el cambio en el país. Hablar con un miembro de la comunidad internacional es lo normal cuando crees en la política y en la democracia. Tengan claro: con chinos, con rusos, con europeos, hablaremos con todo el que sea necesario para sacar a los venezolanos de esta crisis. Conversar y negociar no es lo mismo, salvo que quieras manipular y mentir. No hay negociación entre Turquía y la oposición en Venezuela. Lo que sí corresponde es hablar con todo el que nos acerque a una solución creíble”.

Otro que se sumó a los críticos de Guaidó fue el encuestador Luis Vicente León, quien escribió: «Criticar una gestión (por cierto exitosa) para liberar presos políticos y devolverlos a sus familias, a su país y a su lucha por el cambio y la libertad es, por decir lo menos, una torpeza política monumental. Hablando solo de política y percepciones, ¿quién crees que recibirá el apoyo de las mayorías: quien te ofrece liberar los presos y atender los problemas un ‘día siguiente’ abstracto y esquivo o quien hace algo concreto, incluso negociar con el diablo, para resolverlo hoy?».

Según Pérez Pirela, estas frases describen mejor la caída de Guaidó que todos la sondeos de León, el encuestador oficial de la oposición. 

«Tenemos entonces a un Guaidó aislado, peleando con Turquía, con Capriles y criticado hasta por Luis Vicente León. Tenemos a EEUU regañando a María Corina Machado y a un Capriles que va a elecciones… Se están moviendo las piezas de un modo muy interesante. Todo indica que en Venezuela parece estar naciendo una oposición con talante democrático, que cree que puede salir del presidente por los votos y no por el magnicidio, la invasión, el bloqueo y las sanciones”, aseveró.

Libro

La recomendación de lectura fue  La producción teórica de Marx, del pensador latinoamericano descolonial Enrique Dussel.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook