El presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, se refirió en Twitter a las peleas que mantienen los distintos sectores de la oposición que están a favor y en contra de la propuesta de Henrique Capriles de «luchar por el voto» y lograr «el cambio» político del país a través de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

«La división opositora ya no es entre partidos sino entre quienes creen que hay que jugar en todos los tableros y quienes piensan que sólo se debe congelar el juego o esperar los Marines. En cada grupo hay gente de todos los partidos, los cuales pierden su capacidad de integrar», dijo León.

Al respecto agregó: «Puedes o no estar de acuerdo con Capriles, pero quienes creen que la estrategia adoptada estos 20 meses no ha funcionado y rechazan jugar la ere paralizada como respuesta, tienen el mismo derecho a intentar una acción de cambio. La falta de unidad es asunto de ambos no de uno sólo».

Acotó que en la actual crisis «es absurdo llevar el debate a un plano simplista de buenos y malos en la oposición. Simplemente hay posiciones divergentes en un país que no logra producir el cambio deseado por 80% de la población. Su pecado es no tener reglas comunes para decidir juntos. Pero es un pecado compartido».

«Lo que no entiendo es que se sorprendan de que la oposición, luego de mucho tiempo sin lograr su objetivo de cambio, se fracture ante la estrategia a seguir a futuro, sin tener un conjunto de reglas consensuadas que le sirvan para dirimir la disidencia natural del ser humano», subrayó.

León también hizo referencia que la postura de seguir pidiendo una invasión militar extranjera cuando Estados Unidos dijo que no pretende hacerla.

«Por su parte, plantear que la única solución al problema es una intervención extranjera, además de menospreciar la responsabilidad de trabajo y lucha interna, concluye que el problema es irresoluble, cuando el actor que podría intervenir dice que es un planteamiento surrealista», dijo el presidente de Datanálisis.

«Insisto en que votar o no votar en esta elección sesgada, sin unidad ni estrategia para defender los derechos ciudadanos es un dilema falso que conduce al mismo vacío. Pero la acción de votar es activa y puede pescar algo inesperado. La abstención pasiva sólo pesca un resfriado», agregó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook