Una embarazada fue asesinada en la ciudad de Florianópolis, en Brasil, luego de ser invitada por su amiga a un baby shower falso. Se conoció que las verdaderas intenciones de los organizadores de la fiesta era arrancarle el bebé del vientre a su madre.

La víctima fue identificada como Flávia Godinho Mafra, de 24 años de edad. La dama, quien se desempeñaba como profesora sustituta, tenía 36 semanas de embarazada.

Godinho Mafra, tras acudir a la falsa celebración, no volvió a ser vista. “Flávia desapareció el jueves en la tarde, cuando se fue al supuesto baby shower que tendría lugar en São João Batista”, informó la policía local según los medios locales.

El cuerpo de la mujer fue hallado por su marido, Valdeli Mafra, al día siguiente. Este se encontraba abandonado dentro de un depósito de cerámica.

La bebé fue localizada horas después, luego de que la sospechosa y su esposo la trasladaran con vida a un centro médico. Los dos fueron aprehendidos en el lugar. La niña, a quien su madre llamaría Cecilia, presentaba cortaduras en la espalda.

La amiga de la víctima fue descubierta, sobre todo, porque no tenía señales corporales de haber dado a luz. Esta mujer, de 26 años, le había dicho a la familia que Godinho Mafra se había ido de la fiesta con una persona desconocida.

Tras ser descubierta, la responsable del asesinato confesó que había sufrido un aborto en el mes de enero. A partir de ese momento se obsesionó con el bebé que tendría su amiga.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook