La República Bolivariana de Venezuela rechazó las acusaciones del presidente de Colombia, Iván Duque, sobre la presunta implicación del Gobierno Bolivariano en planes terroristas hacia el vecino país.

Durante la última comparecencia pública como vicepresidente sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, aseguró que la opinión pública colombiana y mundial quedaron sorprendidos ante tal declaración del ocupante de la Casa de Nariño, “uno piensa que no hay cabida al asombro, cuando se trata de los falsos positivos y la guerra psicológica hacia Venezuela”, alertó.

“Duque dice que el presidente Nicolás Maduro es el autor de la Operación Gedeón, imaginen el nivel de imbecilidad de Duque, según él, Guaidó es empleado de Maduro, porque hay un contrato firmado con Silvercorp y los mercenarios”, criticó el candidato a la Asamblea Nacional para los comicios del 6 de diciembre. 

Añadió que la Operación Gedeón y los entrenamientos en campamentos paramilitares vienen transcurriendo desde el año 2017, 2018 y 2019. “Todo lo que hemos denunciado sobre la participación activa y pasiva del Gobierno de Colombia en todas estas actividades”.

Rodríguez recordó que todos estos sujetos venezolanos son prófugos de la justicia venezolana y que Venezuela ha denunciado desde 2017 en 92 oportunidades la participación en planes terroristas, asentamientos de campamentos paramilitares en Riohacha y la Alta Guajira colombiana bajo la mirada cómplice de las autoridades del vecino país y con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos (EEUU), para organizar agresiones de carácter militar, golpes de Estado, incursiones armadas, planes que incluyen el asesinato del presidente Nicolás Maduro y otros dirigentes de la Revolución Bolivariana.

“Los denunciamos, dimos las coordenadas sobre el lugar donde entrenaban en Colombia e Iván Duque no hizo nada”, reiteró Rodríguez, tras presentar hasta los testimonios de los implicados entre ellos Clíver Alcalá Cordones y los mercenarios norteamericanos contratados por Silvercorp, empresa con la que Juan Guaidó firmó un millonario contrato para ejecutar acciones terroristas en el país.

Rodríguez destacó que Colombia es una Estado narcoparamilitar que tiene vínculos directos con EEUU y están en constante preparación de agresiones contra el país.

Añadió que Rayder Russo Márquez, uno de los capturados en Colombia y presentado como aliado del Gobierno venezolano, proporcionó la logística, drones y explosivos para el magnicidio en grado de frustración del 4 de agosto de 2018 y se residenciaba en Colombia sin ningún tipo de problemas.

Asimismo, los dos hermanos Sequea, quienes también están entre los capturados tras ser traicionados por el Gobierno de Colombia, habían participado en la Operación Gedeón, según lo confesó su propio hermano Antonio Sequea, quien se sometió al recurso de la delación, tras ser capturado en la fallida operación armada en las costas venezolanas que partió desde la Alta Guajira colombiana.

“Todos los testimonios son parte de lo mostrado por nosotros de estos traidores y narcotraficantes, lo hemos denunciado públicamente y hemos enviado a Colombia e Interpol para que esas personas sean investigadas”, enfatizó al tiempo que criticó la inacción y el silencio de Duque  a quien calificó como el financista, el protector y el artífice de estos eventos violentos contra Venezuela.

Rememoró que Venezuela ha presentado más de 400 láminas, testimonios, ha compartido coordenadas de los asentamientos, los propios implicados han reconocido los planes en medios colombianos y es hasta ahora que Iván Duque reacciona pero con un falso positivo para intentar continuar la agresión contra el país. 

“En Colombia asesinan líderes sociales y los hacen pasar como peligrosos, asesinan estudiantes, a niños, a jóvenes y el gobierno de Colombia inventa para cada asesinato y crimen de lesa humanidad, un falso positivo”, denunció.

(VTV)

Comentarios Facebook