El fiscal general de la República, Tarek William Saab, presentó pruebas que dan cuenta de la comercialización del medicamento Remdesivir, otorgado el Estado venezolano para tratamientos contra el COVID-19, por parte del médico colombiano Antonio José Amell Cantillo.

Durante una rueda de prensa, el funcionario mostró un video en el que se observa el justo momento cuando el Amell Cantillo ofrece el medicamento en cuestión (en dólares) a unos sujetos.

“Se trata de vender, para recuperar algo. Porque esto en otro lado está costando un billete largo. Y entre más se necesita más costoso va a estar”, dijo el galeno al hacer entrega del medicamento.

Saab explicó que este médico residente de Medicina Interna en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET), ubicada en Valencia, fue detenido tras un trabajo de inteligencia realizado por el Ministerio Público (MP) con la Policía Nacional contra la Corrupción y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook