Este miércoles se conocieron detalles sobre la detención de doce integrantes de un grupo delictivo que organizaba paquetes de viaje ilegales, con los cuales buscaban burlar los controles y medidas de bioseguridad de COVID-19 de entrada al territorio nacional.

Así lo informó el fiscal general de la República, Tarek William Saab, en una rueda de prensa donde reveló que se trataba de una mafia que se aprovechaba de la necesidad de muchos connacionales de regresar al país.

«Ofrecían hospedaje, traslado, alimentación, salvoconductos y pruebas rápidas para despistaje de COVID-19, por un monto de 1.800 dólares desde Miami (EEUU) hasta la República Bolivariana de Venezuela», declaró Saab. Además, agregó que el itinerario de viaje incluía una noche en la ciudad de Boa Vista, en el estado Roraima en Brasil, para luego pasar a Venezuela y evadir los puntos de control y la cuarentena obligatoria.

El fiscal general reveló que los detenidos quedaron identificados como: Daisy Blanco, Yanni Rosabal, Alejandro Poleo, Deivis Chacare, Natacha Lezama, Argentina Álvarez, Juvenal Valerio, Cisto Pereira, Osmel Yusti, Leonardo Rivas, Elio Mejías y Anyeli Rodríguez y entre ellos hay cuatro servidores públicos, que ejercían como médicos y funcionarios de la Alcaldía de Santa Elena de Uairén.

Los ahora imputados incurrieron en los delitos de corrupción propia, obtención ilegal de lucro, tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook