Funcionarios de la Fiscalía del Ministerio Público (MP) en el estado Táchira detuvieron hace poco a un grupo de trabajadores del Registro Civil en San Cristóbal, quienes cobraban al pueblo hasta 80 dólares por gestionar un documento, trámites que por la ley son gratuitos.

Los trabajadores públicos de dicha oficina cobraban entre 200 y 300 mil pesos colombianos u 80 dólares para tramitar partidas de nacimientos, registro de recién nacidos y actas de defunción, informó un vocero de la Fiscalía nro. 23 en la región andina.

Otra de las irregularidades presentadas en esta dependencia, es que los funcionarios acondicionaron los cupos para obligar a las personas a tener que pagar por una atención que siempre ha sido gratuita y garantizada por el Estado venezolano.   

“Solo daban 15 cupos diarios para el registro de recién nacidos, cifra insuficiente para la natalidad en la ciudad, (más de 30 niños diarios nacen) obligando así a la gente a pagar”, citó el funcionarios tachirense.  

Además, las víctimas eran enviadas a entregar una supuesta colaboración a una oficina cercana destinada a recargar equipos de oficina, lo cual es ilegal. “No era una colaboración, sino una exigencia y extorsión”, aclaró.

La Fiscalía sigue investigando y no descarta posible agravamiento y asociación para delinquir por parte de los funcionarios del Registro en San Cristóbal. Mientras tanto, la jefa de esta oficina fue desincorporada de su cargo, para impedir que obstaculice el avance de la indagación.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook