Un informe preliminar del Instituto Nacional de Medicina Legal de Colombia indica que Javier Ordóñez, el hombre que fue asesinado por la policía en Bogotá durante la madrugada de este miércoles 9 de septiembre, falleció como consecuencia de una brutal golpiza que recibiera en el Comando de Acción Inmediata (CAI) de Villa Luz, en la localidad de Engativá. 
 
De acuerdo con una investigación periodística conjunta adelantada por BLU Radio y Noticias Caracol, en la necropsia preliminar se indica que Ordóñez presentó «graves lesiones» en su hígado y arterias, amén de nueve fracturas de cráneo.
 
«En el CAI de Villa Luz, al parecer lo golpearon en reiteradas oportunidades, ya que parte de su rostro, parte de su cuello y parte de sus hombros y el pecho están con graves lesiones, pero dicen que el golpe mortal y con el que tal vez acabaron con la vida de esta persona, es con un objeto contundente en la cabeza», explicó Edward Porras, reportero de BLU que tuvo acceso a los datos recabados por la Fiscalía.
 
Esta versión fue corroborada por Vadith Gómez, abogado de la familia, quien en declaraciones a la cadena RCN indicó que Javier Ordóñez había sido brutalmente asesinado por la policía y sometido a torturas, hechos sobre los que dijo tener pruebas, específicamente, «fotografías del cuerpo» que dan cuenta de la brutal paliza que recibió. 
 
Los videos difundidos en los que se mostraba la tortura propinada por dos agentes a la víctima con una pistola de electroshock, apuntaban a que esa había sido la causa de muerte, la investigación preliminar demostró que no fue el caso y que tampoco se trató de un evento aislado de brutalidad policial, sino de una venganza en la que estarían involucrados al menos siete policías. 
 
Según la Fiscalía, Ordóñez había mantenido una rencilla con los patrulleros semanas atrás, cuando los efectivos trataron de detenerlo por consumir alcohol durante la cuarentena, pero este, aplicando sus conocimientos jurídicos, se libró de la situación. 
 
El día de los hechos, se conoció que el malogrado hombre de 46 años había estado ingiriendo alcohol en compañía de un amigo y de su novia, pero al terminársele la bebida, decidió salir a comprar más. 
 
Fue entonces cuando los patrulleros, que ya habían sido llamados por los vecinos debido a la conducta escandalosa de Ordóñez y su grupo, aprovecharon la ocasión para desquitarse y luego de reducirlo y torturarlo con la pistola teáser en plena vía pública, lo trasladaron en una patrulla hasta el CAI de Villa Luz. 
 
Dentro del vehículo, le propinaron una primera golpiza y ya en la sede policial, lo llevaron a un salón en donde siguieron golpeándolo. Posteriormente, cuando Javier empezó a sentirse mal, la novia de uno de sus amigos intervino para que lo trasladaran al hospital, a donde ingresó sin signos vitales. 
 
«Hay 12 testimonios de personas de vecinos y de personas cercanas y tienen además, dos videos de lo que pasó adentro del CAI. Hay dos videos de celular que captaron lo que pasó y fueron muchos minutos. Es lo que nos dicen y lo que hemos podido recopilar, es que fueron aproximadamente entre 10 y 12 minutos», agregó an Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, en alusión a la investigación de la Fiscalía.
 
Este periodista también informó que ya se habían emitido las primeras órdenes de captura en contra de los victimarios, quienes serán procesados por homicidio y por concierto para delinquir, aunque no se descarta que les imputen otros delitos. 
 
Por su lado, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ofreció excusas al país por lo sucedido: «La Policía Nacional pide perdón por cualquier violación a la ley, por el desconocimiento de los reglamentos en que haya incurrido cualquiera de los miembros de la institución», dijo durante un encuentro con los medios.
 
«Se ha dictado acto de citación-audiencia por el presunto delito de abuso de autoridad y de homicidio. Se ha notificado la suspensión para proceder a apartarlos de la institución, con el objeto de que no se manipulen las pruebas y no se obstaculice la investigación», agregó el funcionario. Los implicados ya fueron separados de sus cargos.  
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook