El expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, en su intento de desviar la atención sobre la actual ola de violencia que se vive en Colombia -producto de la brutalidad policial-, se pronunció sobre el asesinato del abogado Javier Ordóñez y, como acostumbra, se refirió al Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro.

“Nada justifica asesinar al abogado; la concertación de grupos criminales a manera de los colectivos de Maduro es real (Video RCN y Fico Gutiérrez), y están a disposición de incitadores. Todo el apoyo a la Fuerza Pública, a más apoyo y fortaleza menos abusos a DDHH”, manifestó el exsenador a través de su cuenta en la red social Twitter.

Freddy Bernal advierte sobre planes para culpar al presidente Maduro

En este sentido, el protector del estado Táchira, Freddy Bernal, se pronunció este viernes 11 de septiembre a propósito de unas declaraciones previas que emitió Uribe e indicó que cuando el exmandatario colombiano se refirió a “deportación de extranjeros”, sospecha que se trate de venezolanos que habitan en ese territorio.

También añadió que al decir “vándalos y captura de autores intelectuales” no descarta que el propio Uribe y hasta Iván Duque salgan a declarar y asegurar que “han descubierto un plan macabro de Nicolás Maduro con los Círculos Bolivarianos y Freddy Bernal infiltrando”.

“No me sorprendería oír a Duque acusando al presidente Maduro de desestabilizar a Colombia. Quieren invisibilizar una dictadura y la violación de derechos humanos”, explicó Bernal durante una transmisión en vivo a través de  Instagram.

Falsos positivos

Los falsos positivos desde Colombia contra Venezuela no son nada nuevos. Por citar dos ejemplos recordemos los siguientes: A finales del 2019, durante las protestas estudiantiles que se generaron en Bogotá, donde participaron alumnos de la Universidad Tecnológica de Pereira, el canciller Carlos Holmes Trujillo expresó en Twitter que denunciaría al gobierno de Nicolás Maduro por la presunta infiltración de venezolanos en las manifestaciones. Incluso dijo que la acusación sería presentada ante Consejo Permanente de la OEA y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

“Buena parte de esos encapuchados tienen que ser de los encapuchados que nos han mandado desde Venezuela, porque esos no son los estudiantes colombianos”, aseguró la vicepresidenta del gobierno de Iván Duque en Colombia, Marta Lucía Ramírez, citada por agencias de noticias.

El viernes 04 de septiembre el exvicepresidente Sectorial de Comunicación Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, rechazó los señalamientos de Duque,  quien el  3 de septiembre informó de la supuesta detención de cuatro ciudadanos venezolanos, (integrantes de  la Operación Gedeón) quienes, supuestamente, intentaban desestabilizar a la nación neogranadina.

Rodríguez tachó tales afirmaciones de “imbéciles”, ya que durante “dos, tres y cuatro años”, los detenidos en Colombia estaban bajo la misma protección del gobernante colombiano, además adiestrados por mercenarios para atacar a Venezuela.

Mientras que el canciller Jorge Arreaza expresó: “Resulta que los mercenarios desertores venezolanos iban a desestabilizar Colombia. Durante 2 años les dimos información precisa de las operaciones terroristas y jamás movieron un dedo. Los protegieron. Y así le pagan a esos traidores”.

Colombia encendía tras violencia policial  que llevó a la muerte de un abogado

Entre el  9 y 10 de septiembre Colombia ha presentado una fuerte jornada de protestas en las que ya se contabilizan 14 muertos. Las protestas estremecieron varias zonas del vecino país ante el brutal ataque de policías contra Javier Ordóñez, un abogado de 43 años que perdió la vida después de recibir en el pavimento varias descargas con un arma eléctrica.

“La jornada deja además 175 civiles heridos, ‘66 por arma de fuego’, y decenas de puestos de policía destruidos, además de vehículos de servicio público dañados, según la alcaldía. Entre las fuerzas policiales se cuentan 147 lesionados”, reseñó el diario El Comercio.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook