El joven tailandés Siraphop Masukarat de 18 años de edad fue mordido en el pene por una pitón que salió de su poceta mientras se encontraba sentado mirando videos en el celular.

El muchacho atemorizado y con la serpiente entre sus piernas logró quitársela y corrió a liberarse del reptil. La madre lo tranquilizó mientras llegaban los paramédicos. Luego fue trasladado al hospital, en Nonthaburi, al norte de Bangkok.

A Sirahpop tuvieron que aplicarle tres puntos de sutura en el área del glande y le prescribieron antibióticos para prevenir alguna infección.

Según reseñaron agencias internacionales este tipo de serpientes no son venenosas ya que solo cazan y matan con constricciones a su presa, comprimiéndolas.

La víctima narró que repentinamente sintió un fuerte dolor. Por lo que se levantó de la poceta, al verse notó a una serpiente de más de un metro, con los colmillos agarrados del pene.

“Había sangre por todas partes. Era una serpiente pequeña pero su mordedura era muy fuerte”, declaró la madre a Viral Press.

“No sé cómo la serpiente entró en mi casa. Pudo haber sido a través del desagüe conectado al inodoro. Me alivia que solo fuera una pitón no venenosa. Si fuera una cobra, estaría muerto“, agregó.

En tanto que el joven aseveró: “El médico dijo que pronto podré volver a usar mi pene con normalidad”.

Funcionarios municipales arribaron a la vivienda para sacar a la serpiente que permanecía en el baño y luego la soltaron en un bosque, publicaron medios internacionales. 

(LaIguana.TV) 

serpiente

serpiente

 

Comentarios Facebook