El diputado Juan Guaidó señaló que se mantiene firme en su decisión de boicotear las elecciones parlamentarias porque considera que participar en ellas sería «rendirse» cerca de una meta solo apreciada por él.

Así lo manifestó en una entrevista para Cadena Ser, donde indicó que se niega a disminuir la presión porque eso sería «complacer» al Gobierno. Sin embargo, las elecciones parlamentarias son un mandato constitucional, no se realizan para complacer a nadie.
 
En este sentido, hizo un llamado a continuar con el boicot porque el Gobierno venezolano, «ha resistido la presión cívica y la presión internacional». Estas declaraciones las ha emitido en medio de fuertes cuestionamientos a su rolo como autoproclamado «presidente interino», luego de escándalos de corrupción, un descenso considerable en el apoyo popular, así como de algunos gobiernos que han marcado distancia de sus posturas.
 
Asimismo, Guaidó dijo buscar otras alternativas para evadir las leyes electorales y exige, entre otras cosas, que las directivas suspendidas de los partidos políticos intervenidos, vuelvan a sus cargos.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook