El vicepresidente Sectorial de Economía y ministro del Poder Popular de Petróleo, Tareck El Aissami, destacó este lunes que Venezuela seguirá al frente contribuyendo al fortalecimiento de la unidad de la OPEP y de la OPEP+, “que es garantía al derecho inalienable de los pueblos y de las naciones a la soberanía permanente sobre sus riquezas y sus recursos naturales”.

Así lo expresó durante su intervención en el acto central de la celebración del 60° aniversario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), celebrado en Pdvsa La Estancia, en Caracas, mediante una videoconferencia.

“La OPEP nació un 14 de septiembre de 1960 como una estrategia liberadora, con el compromiso histórico de unir esfuerzos y estrategias para mantener un mercado petróleo estable en función del interés mutuo de productores, consumidores e inversionista, toda vez que representamos la mayor de las reservas petroleras certificadas en el mundo”, refirió.

De cara al desafío postpandemia y al futuro sostenible, El Aissami planteó la necesidad de “tener una vigorosa y fortalecida OPEP, adaptada a los cambios que estamos experimentando a escala global, producto de la pandemia del Covid-19, para incrementar la capacidad de lucha y transformación y seguir enfrentando con éxitos los inmensos retos que tenemos por delante”.

En este sentido, Venezuela propuso la creación de la Universidad de la OPEP, el Banco de la OPEP y el Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la OPEP, “instancias que abrirán el horizonte a los tiempos futuros de la industria energética global”.

“Son ideas que nuestros fundadores a lo largo de estas seis décadas nos han ido legando para seguir uniendo esfuerzos, culturas, económicas y voluntades políticas, para contribuir al crecimiento compartido de nuestras industrias y al bienestar de los pueblos del mundo”, apuntó.

OPEP+ mecanismo virtuoso

Sobre la Declaración de Cooperación de la OPEP+, suscrita por 23 países, El Aissami indicó que se ha convertido en el mecanismo virtuoso para superar las dificultades, restaurar el equilibrio y alcanzar la estabilidad del mercado petrolero y la economía mundial.

Recordó que en 2015-2016 se registró un desbalance del mercado petrolero, generando una profunda caída de los precios en el mundo.

“Durante estos dos años, Venezuela junto a otros países jugaron un papel fundamental para buscar el consenso entre los países OPEP e incorporar otros países productores No OPEP, lográndose la Declaración de Cooperación OPEP+, impulsada por el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, suscrita por 13 países OPEP y 10 No OPEP”, precisó.

El titular del Ministerio de Petróleo estima que la Declaración de Cooperación consolidará las bases del nuevo comienzo económico mundial postpandemia.

Reconoció el extraordinario trabajo realizado por Arabia Saudita y Rusia al frente de la presidencia y copresidencia de la OPEP+, además de Argelia al frente de la Conferencia de la OPEP y el secretario General de la OPEP, Mohammed Barkindo, para lograr un diálogo de alto nivel entre todos los países productores OPEP y No OPEP.

En ese sentido, “desde Venezuela seguimos ratificando el compromiso con la Declaración de Cooperación de la OPEP+ y como integrante del Comité Conjunto de Seguimiento Ministerial, sabemos que es el único camino para reestablecer y reequilibrar el mercado energético mundial, de vital importancia para el futuro de la humanidad”.

Sanciones y bloqueo

El Aissami recordó que fue desde Caracas, cuna del Libertador Simón Bolívar, donde se aprobaron los estatutos fundacionales de la OPEP en enero de 1961. “También en Caracas en el año 2000, el visionario presidente comandante Hugo Chávez impulsó la segunda Cumbre de Jefes de Estados de la OPEP, con el objetivo de la unificación de los países miembros para retomar el camino que marcó el nacimiento de esta importante Organización”.

“Justicia, solo justicia. No podemos permitir hermanos de la OPEP que de nuevo, como ha ocurrido en otras épocas de la historia, se nos señale como los culpables de un supuesto desequilibrio de la economía mundial. Los culpables están en otra parte. Nosotros somos más bien víctimas del desequilibrio de las economías del mundo. No somos los culpables, los culpables están en otra parte”, citó El Aissami, palabras del comandante Hugo Chávez en la Cumbre de Jefes de Estado de la OPEP, celebrada en el año 2000 en Caracas.

El Ministro del Poder Popular de Petróleo calificó como sabias estas palabras del líder de la Revolución Bolivariana “que hoy cobran más vigencia que nunca, para recordarle a aquellos que de manera unilateral pretenden imponer sanciones criminales y reeditar los tiempos injustos del pasado. No olviden ni subestimen el indómito espíritu libertario y combativo de nuestros pueblos en defensa de nuestras reservas estratégicas”.

En su intervención, reiteró la denuncia del bloqueo y los ataques sistemáticos unilaterales del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela y la industria petrolera, “contraviniendo los principios establecidos en el nacimiento de la OPEP y en la Carta de Naciones Unidas, siendo este uno de los desafíos más grandes que hemos enfrentado”.

Finalmente, resaltó el trabajo incansable de los trabajadores de la industria petrolera que han venido enfrentando todas las traiciones y ataques contra Pdvsa, “Venezuela es libre, soberana y nuestra resolución por la defensa de nuestra Patria es total y absolutamente irrevocable”.

(Nota de Prensa)

Comentarios Facebook