El filósofo y comunicador venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela, en la más reciente emisión de su programa multimedios Desde Donde Sea, aclaró diversos conceptos referentes a la filosofía existencialista impulsada en el siglo XX por el filósofo y novelista francés Jean Paul Sartre.

“El concepto de libertad es el concepto fundacional de toda la filosofía sartreana y de toda la literatura sartreana”, señaló el comunicador.

“Jean Paul Sartre es considerado como un intelectual implicado, un intelectual comprometido con su época. No es el caso del primer Jean Paul Sartre que en las primeras de cambio, con una Francia ocupada, con una París ocupada por los nazis, no demostró realmente ningún tipo de compromiso político”, recordó Pérez Pirela.

“Pero mientras más avanzaba en edad, más él se iba dando cuenta, teórica y pragmáticamente, que el intelectual también debía tener un rol de compromiso, y que este rol de compromiso se fundamenta precisamente en la idea de libertad”, acotó.

En este sentido, el comunicador hizo énfasis en el significado del existencialismo cristiano, concepto que es totalmente opuesto al existencialismo sartreano. “El ser humano es un proyecto anterior a su existencia. Nosotros, antes de ser y antes de ser existencia, somos esencia. ¿Qué es la esencia? Es el proyecto al cual yo estoy llamado a ser. Es una especie de determinismo”, puntualizó.

“Jean Paul Sartre dice que eso no es así. Ninguna esencia, ningún proyecto, ningún deber ser, ningún elemento teleológico, ningún proyecto finalístico antecede a la existencia humana. Y con eso rompe todo el existencialismo cristiano, pero también toda la filosofía cristiana que planteaba: ‘existe un Dios y este Dios determina mi esencia’. ¿Qué es mi esencia? Lo que yo debo ser, ‘deber ser moral’, y después viene mi existencia”, recalcó.

“Jean Paul Sartre acaba con este determinismo y dice ‘el hombre, antes de ser esencia, proyecto, deber ser, es existencia’. La existencia precede a la esencia. Rompe, descabeza, toda una tradición filosófica. Plantea entonces que el hombre no es. El hombre se hace a través de su libertad cotidiana. La verdadera esencia del hombre, el verdadero proyecto del hombre es su existencia. De ahí nace el existencialismo. La verdadera esencia del hombre es su existencia”, explicó.

Finalmente subrayó: “Este es el fundamento metafísico, este es el fundamento ontológico de la filosofía de Jean Paul Sartre. La existencia precede la esencia”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook