Este miércoles 16 de septiembre la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acusó al presidente de la República, Nicolás Maduro, al ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, y al ministro del Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, de estar involucrados en presuntos “crímenes de lesa humanidad” cometidos en nuestro territorio.

A través de un informe de 443 páginas, presentado por la Misión Internacional designada por el referido organismo para analizar el estado de los derechos humanos en nuestra nación, se asegura que en Venezuela se emplean “de forma sistemática” la tortura y las ejecuciones extrajudiciales.

Este documento fue calificado de falso y poco riguroso por el canciller de la República, Jorge Arreaza: “Un informe plagado de falsedades, elaborado a distancia, sin rigor metodológico alguno, por una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington, ilustra la práctica perversa de hacer política con los derechos humanos y no política de derechos humanos”, escribió el funcionario mediante su cuenta en la red social Twitter.

La realización de este informe, por cierto, fue denunciada por el propio Arreaza a través de un comunicado publicado en diciembre de 2019. “Gobierno Bolivariano rechaza conformación de Misión de Determinación de Hechos para Venezuela en Consejo de Derechos Humanos”, escribió el canciller en su momento. La publicación estaba acompañada por el texto en cuestión.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza la conformación de una pretendida Misión de Determinación de Hechos para Venezuela en el seno del Consejo de Derechos Humanos, como resultado del vergonzoso uso político de los mecanismos de este Consejo por parte de un grupo reducido de gobiernos con graves expedientes de violación de Derechos Humanos, en su obsesivo afán de atacar las legítimas instituciones del Estado venezolano y de ocultar las graves crisis sociales que enfrentan y que han conmovido a la opinión pública mundial”, destacaba el documento.

En este sentido, la cancillería hizo referencia al trabajo coordinado que ha venido realizando Venezuela junto a la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, en el marco de la Carta de Entendimiento suscrita en el mes de septiembre de 2019. “El fin de este trabajo conjunto es abordar de manera constructiva los desafíos en materia de Derechos Humanos, fortaleciendo aún más el sistema de protección social del Estado Venezolano”, precisaba el comunicado.

“La República Bolivariana de Venezuela ha dado amplias y reiteradas muestras de su voluntad y compromiso de cooperar con los diversos mecanismos de derechos humanos de la ONU, siempre sobre la base del estricto apego a los principios de objetividad, no selectividad, imparcialidad, no injerencia en los asuntos internos y diálogo constructivo”, continuaba el escrito.

A continuación el texto completo:

Gobierno Bolivariano rechaza conformación de Misión de Determinación de Hechos para Venezuela en Consejo de DDHH

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza la  conformación de una pretendida Misión de Determinación de Hechos para Venezuela en el seno del Consejo de Derechos Humanos, como resultado del vergonzoso uso político de los mecanismos de este Consejo por parte de un grupo reducido de gobiernos con graves expedientes de violación de Derechos Humanos, en su obsesivo afán de atacar las legítimas instituciones del Estado venezolano y de ocultar las graves crisis sociales que enfrentan y que han conmovido a la opinión pública mundial. 

En este sentido, la República Bolivariana de Venezuela se encuentra trabajando coordinadamente con la Oficina de la Alta Comisionada en el marco de la Carta de Entendimiento suscrita en el mes de septiembre de 2019, de conformidad con lo establecido en la Resolución A/HRC/42/4, adoptada por el Consejo de Derechos Humanos en su 42° período de sesiones. El fin de este trabajo conjunto es abordar de manera constructiva los desafíos en materia de Derechos Humanos, fortaleciendo aún más el sistema de protección social del Estado Venezolano.

La República Bolivariana de Venezuela ha dado amplias y reiteradas muestras de su voluntad y compromiso de cooperar con los diversos mecanismos de derechos humanos de la ONU, siempre sobre la base del estricto apego a los principios de objetividad, no selectividad, imparcialidad, no injerencia en los asuntos internos y diálogo constructivo.

Como miembro electo del Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2020-2022, Venezuela reitera su estricto compromiso con la promoción y protección de los Derechos Humanos y ratifica que trabajará arduamente para despolitizar su instrumentación con fines selectivos con  la tendenciosa intención de vulnerar la independencia, soberanía y autodeterminación del pueblo venezolano y de todos los pueblos del mundo.

Caracas, 2 de diciembre de 2019

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook