El autoproclamado «presidente interino», Juan Guaidó y sus emisarios en EEUU, pretendían espiar en 19 países para buscar los fondos pertenecientes a todos los venezolanos y pasarlos a mano de la supuesta administración del gobierno interino, a través del consorcio Caribbean Recovery Assents, quien se quedaría con el 18% de lo decomisado.

Javier Leonardo Troconis Calderon, comisionado Presidencial para la Gestión y Recuperación de Activos, nombrado ilegalmente por Juan Guaidó, fue enviado por Fernando Javier Blasi-Blanchard, director de Asuntos Comerciales de la írrita e ilegal Embajada de Venezuela en EEUU, para que procediera al robo de los activos, cuestión que no pudieron lograr porque su Procuraduría se hizo la desentendida.

Aunque previamente habían logrado la licencia de la Oficina de Control de Bienes Extranjero, instrumento que han usado en los robos de los otros activos que Venezuela tiene en el extranjero, no pudieron hacer el retiro.

El Consorcio ya tenía datos de Bahamas, Belice, Haiti, República Dominicana, Jamaica y Santa Lucía. Además, había desembolsado 50 mil dólares, a espera que la administración del autoproclamado le diese 750.000 dólares.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook