El presidente de Colombia, Iván Duque, en reunión bilateral con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo que el informe de la misión internacional independiente de la ONU se realizó en territorio venezolano, cuestión que es negada en el mismo documento.

“La falta de acceso al país y las restricciones de viaje relacionadas con el covid-19 presentaron desafíos para la labor de la Misión y, en algunos aspectos, llevaron a un enfoque más restringido de lo que hubiera sido el caso sin dichas restricciones. No obstante, la Misión logró reunir la información necesaria para establecer los hechos y sacar conclusiones de acuerdo con su mandato”, dice el texto en su introducción en el numeral 5.

Esto evidencia dos cosas: por un lado que el presidente Duque no leyó el texto y por otro que solo arma un discurso para cumplir las órdenes que le envían desde la Casa Blanca.

“Esta semana la ONU entregó un reporte donde confirma a través de sus visitas en terreno que Nicolás Maduro es un criminal de lesa humanidad”, dice el presidente de Colombia, país donde se han reportado más de cincuenta masacres en lo que va de año sin haber identificado a los responsables y más bien tratado de minimizar los hechos llamándoles el mismo Duque «asesinatos colectivos».

Cabe recordar, que este sábado el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, junto al fiscal general de la República, Tarek William Saab, denunciaron que “el informe de Derechos Humanos de la ONU es la versión jurídica de la operación Gedeón”.

En las declaraciones emitidas por el fiscal y el canciller criollo, desarmaron el plan de la ONU que busca ensuciar la imagen de Venezuela, tras revelar incoherencias y errores del informe, entre ellos las “denuncias” de supuestas torturas contra dirigentes políticos de oposición, ejemplo Leopoldo López.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook