La travesía del ciclista venezolano Douglas Pérez, de 50 años de edad, comenzó el 20 de junio de este año. Se encontraba viviendo en Lima, Perú, desde hacía tres años, pero por la pandemia se quedó desempleado y tomó la decisión de regresar a su casa en Chirgua, estado Carabobo.

Luego de 87 días y 4 mil kilómetros de camino sobre bicicleta, en compañía de su perro Pío, Douglas llegó al sector La Paredeña, un poblado carabobeño, que lo recibió entre música venezolana y calurosos aplausos.

Se pudo conocer que en principio la idea de Pérez era caminar hasta tierras venezolanas, al igual que lo han hecho miles de connacionales, pero su jefe le dio dinero para que comprara una bicicleta y facilitar su viaje.

Douglas Pérez reseñó que otros cuatro venezolanos lo acompañaron en cierto momento. Cruzó Perú, Ecuador y Colombia, pero al llegar a Cúcuta, Douglas, durmió en las instalaciones de una línea de autobuses, donde trabajan varios venezolanos, para tener mayor seguridad. Al día siguiente, luego de la coordinación entre Migración Colombia y la Misión Nevado, Pérez logró cruzar a Ureña.

El 22 de agosto, Douglas cruzó el Puente Simón Bolívar e ingresó al Táchira, donde pasó 20 días en un refugio y le realizaron las pruebas para el coronavirus.

Posteriormente, en la zona fronteriza, debió desarmar su bicicleta y fue trasladado en los autobuses hasta la Villa Olímpica de Carabobo, donde llegó el pasado martes 15 de septiembre, específicamente al refugio para migrantes ubicado en la Villa Olímpica.

Luego del respectivo chequeo, continuó hasta Tocuyito, municipio Libertador, en donde se encontró con su madre. Pérez manifestó estar feliz y agradecido a quienes le ayudaron a cumplir su objetivo, regresar a su país, Venezuela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook