Una investigación que realizaron científicos de la Universidad de Harvard reveló que una persona que porte el SARS-CoV-2 puede contagiar antes de desarrollar la infección.

La ministra para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, compartió parte de este trabajo que llevaron a cabo los expertos de la mencionada universidad privada estadounidense, ubicada en Cambridge, estado de Massachusetts.

“Un estudio con implicaciones para el sistema de salud y para frenar el riesgo de contagio”,  explicó la funcionaria.  

Agregó que el estudio, respecto a la etapa infecciosa del virus, demuestra la importancia del aislamiento social que deben cumplir todas aquellas personas que muestren los primeros síntomas de la COVID-19.

Además, la bióloga venezolana compartió una ilustración que publicó la doctora María Tapia en la que da cuenta de forma muy didáctica respecto a los momentos de infectividad del SARS-CoV-2.

“Una línea cronológica elaborada a partir de este artículo: ‘Duración de la infección por SARS-CoV-2: ¿cuándo es seguro interrumpir el aislamiento?”, refirió la ministra. En la gráfica se detalla, por ejemplo, que el contagio disminuye con el tiempo. El período infeccioso empieza dos días antes del inicio de los síntomas, acaba de entre 7 a 10 días del inicio de los síntomas (casos leves o moderados).

Entre otras consultas, agregó que según el estudio publicado por la revista oficial de la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas, 20 días pudiera ser el intervalo mayor de infectividad del SARS-CoV-2 desde que se observan los primeros síntomas. 

A continuación, parte de la investigación que publicaron los especialistas de Harvard: 

«La definición de la duración de la infectividad del SARS-CoV-2 tiene importantes implicaciones para la salud pública y la práctica de control de infecciones en los centros de salud. Al comienzo de la pandemia, la mayoría de los hospitales requirieron dos pruebas de RT-PCR negativas antes de interrumpir el aislamiento en pacientes con COVID-19. Sin embargo, muchos pacientes tienen pruebas de RT-PCR persistentemente positivas durante semanas o meses después de la recuperación clínica y varios estudios ahora indican que las RT-PCR persistentemente positivas generalmente no reflejan virus con capacidad de replicación. El SARS-CoV-2 parece ser más contagioso en el momento de la aparición de los síntomas y la infectividad disminuye rápidamente a partir de entonces hasta casi cero después de aproximadamente 10 días en pacientes leves a moderados y 15 días en pacientes gravemente críticos e inmunodeprimidos. El intervalo más largo asociado con el virus competente en replicación hasta ahora es de 20 días desde el inicio de los síntomas. Esta revisión resume la evidencia hasta la fecha sobre la duración de la infectividad del SARS-CoV-2 y cómo esto ha informado las recomendaciones de salud pública en evolución sobre cuándo es seguro suspender las precauciones de aislamiento». 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook