Este lunes se conoció que el Tribunal de Apelaciones de Londres anuló el fallo judicial con el que había autorizado en julio al diputado Juan Guaidó para determinar el destino de las 31 toneladas de oro que están bajo la custodia del Banco de Inglaterra.

La decisión, divulgada por medios internacionales, se realizó porque ponen en duda la veracidad de la presidencia ficticia de Guaidó. Sin embargo, al seguir sus designios imperiales y oponerse al Gobierno legítimo representado por Nicolás Maduro, la Corte de Apelación ordenó abrir una investigación en profundidad para determinar a quién le corresponde el control real de los fondos.

«Antes de poder dar una respuesta definitiva a las cuestiones de reconocimiento (…) será necesario determinar si el gobierno de Su Majestad reconoce al señor Guaidó como presidente de Venezuela a todos los efectos y, por consiguiente, no reconoce al señor Maduro como presidente a ningún efecto», señalaron los jueces.

Esfuerzos infructuosos y el descaro de Guaidó

El pasado miércoles 23 de septiembre, Andrew Fulton, abogado de Juan Guaidó, insistió ante el Reino Unido en el reconocimiento del gobierno falso del diputado para poder hacerse de las 31 toneladas de oro.

Fulton alegó en contra del recurso de la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrada por el presidente Nicolás Maduro, que cuestiona un fallo del 2 de julio que otorgaba a la junta «ad hoc» de Guaidó control sobre el oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook