En una intervención telemática con la Sociedad Americana/Consejo de las Américas (ASCOA, por sus siglas en inglés), el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur, anunció que Estados Unidos ha desarrollado un «plan de sostenibilidad y defensa» para enfrentar la supuesta amenaza que representan Venezuela, Cuba y Nicaragua en la región, aduciendo que en estos países «no hay democracia ni libertad».

Faller precisó que Brasil y Colombia, ambos vecinos de Venezuela, «son los dos pilares del Comando Sur» en materia de cooperación para alcanzar «estabilidad en la región», aunque Chile y El Salvador también jugarían un papel en esta nueva avanzada belicista. 

En apego a la narrativa con la que se intenta presentar a Venezuela –y también, en menor medida, a Cuba y Nicaragua– como Estados forajidos ligados al narcotráfico, el militar estadounidense aseguró que los gobiernos de estos países se sostienen gracias a un «círculo vicioso» asociado a «la corrupción» y en el que participan «organizaciones criminales» dedicadas al tráfico de drogas, de personas o de dinero.

Según él, las arremetidas de Estados Unidos y sus aliados en contra de Venezuela, Cuba y Nicaragua a través del Comando Sur, se justificarían bajo la premisa de que las acciones de sus gobernantes tendrían «serias consecuencias» en la seguridad hemisférica.

En el caso específico de Venezuela, Craig Faller afirmó que el «centro» del cual «Maduro y los chavistas se aferran al poder» son «actores estatales externos: Cuba, Rusia, China e Irán».

Los países acusados de «sostener» al Gobierno de Maduro, o bien mantienen relaciones tensas con Washington (China y Rusia) o padecen los efectos de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos (Cuba e Irán).

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook