Este domingo el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, exaltó la paradoja de que Roberto Marrero, colaborador de Juan Guaidó reciente indultado, abandonara el país para reencontrarse con su familia en un vuelo de Conviasa.

“Vaya paradoja. Se fue en la línea aérea del Gobierno Bolivariano Conviasa. La que su jefe pidió a Trump que sancionara. La sancionaron y celebraron las sanciones”, señaló Arreaza, pues recordemos que estas acciones promovidas por el autoproclamado han obstaculizado las operaciones de la línea desde antes de la pandemia.

Asimismo, resaltó la mística y profesionalismo del personal de la empresa, pues “le dieron una lección al tratarlo con respeto”.

El alto funcionario no podía dejar de destacar el recibimiento de Marrero por parte de James Story, el encargado de negocios para Venezuela designado por el gobierno de Donald Trump, “lo recibió su jefe real”, recalcó.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook