El rompehielos de propulsión nuclear Árktika (Ártico, en ruso), parte del Proyecto 22220, construido en los Astilleros del Báltico de San Petersburgo, se pondrá en funcionamiento en diciembre de 2020, según se desprende de un decreto firmado por el primer ministro Mijaíl Mishustin. 

«La decisión permitirá comenzar a utilizar el rompehielos en las aguas de la Ruta del Mar del Norte a partir de diciembre de 2020», reza el documento. Así, en diciembre se podrá utilizar el buque con una capacidad de eje de hélice de hasta 50 megavatios. En 2021, se instalará un nuevo motor de hélice de estribor en el Árktika, que aumentará la capacidad a 60 megavatios.

El Árktika, con un desplazamiento de 33.500 toneladas, es el rompehielos más potente del mundo. Esta embarcación está diseñada para abrirse paso entre hielos de hasta tres metros de espesor y así hacerse seguir por caravanas de cargueros y otros barcos de transporte, al igual que para operaciones de rescate.

El barco estará adscrito al puerto norteño de Múrmansk. El Árktika completó su tránsito desde San Petersburgo hasta su puerto base en Múrmansk el 12 de octubre. Cubrió aproximadamente 9.000 kilómetros en 21 días, de los cuales alrededor de 1.900 fueron a través del hielo.

Mide 173,3 metros de eslora y 34 metros de manga, y se espera que sustituya a sus antecesores en la ruta marítima del Norte, cuya vida útil está llegando a su fin. 

En los próximos años, se pondrán en servicio otros dos rompehielos de propulsión nuclear del Proyecto 22220, el Sibir y el Ural. «Su uso fortalecerá el liderazgo ruso en el Ártico y ayudará a desarrollar aún más la Ruta del Mar del Norte como una importante arteria de transporte», reza el decreto del primer ministro.

Los barcos del Proyecto 22220 serán los rompehielos de propulsión nuclear más grandes y potentes del mundo. El concepto de doble calado de los buques les permite operar tanto en el Ártico como en las desembocaduras de los ríos polares.

Se prevé que los rompehielos nucleares de nueva generación puedan navegar a través de una capa de hielo de hasta tres metros de espesor, haciendo posible durante todo el año la navegación por la Ruta del Mar del Norte, y no solo en zonas marítimas, sino también en las desembocaduras de los ríos del norte de Rusia.

(RT)

El rompehielos nuclear más potente del mundo se une a la flota ártica de Rusia

Comentarios Facebook