El pasado miércoles 21 de octubre el dirigente político y excandidato presidencial, Henrique Capriles Randonski, reveló, a través de una videoconferencia, que abrió un frente opositor que sí participará de los comicios del 6 de diciembre, contradiciendo claramente la agenda política del autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó.

«Vamos a participar en las próximas elecciones de la Asamblea Nacional con un grupo de mujeres y hombres que sí creen en la democracia», sostuvo a través de las redes sociales.

A su vez, advirtió que la abstención es el llamado unilateral «de un grupito que se cree dueño de la oposición y que no creen en la democracia”.

Afirmó que no descarta la participación en los comicios del 6 de diciembre porque estos representan una puerta, a diferencia del plan de Guaidó, que a su juicio, está agotado.

“Nadie puede sorprenderse por esto que estoy diciendo, por esto que ha pasado. En un acto de desesperación llamé a rectificar. El plan que había se agotó, la agenda que se había presentado al país se agotó”, concluyó.

Radonski ya había dado de qué hablar cuando, en videoconferencia con gremios empresariales este martes 20 de octubre, los instó a que dialogaran con Washington directamente para que este considerara «aliviar» las sanciones en contra de Venezuela, pues a pesar de que no funcionan, como apuntó el propio dirigente opositor, siguen siendo la punta de lanza de la Casa Blanca y el autoproclamado Juan Guaidó; un arma que lesiona incluso a la empresa privada en el país caribeño, aunque Washington y un segmento de la oposición venezolana insistan en que sólo perjudican al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook