El expresidente boliviano Evo Morales definirá en los próximos días si regresa a su país para la toma de poder de su delfín Luis Arce, prevista para el 8 de noviembre, después del triunfo de su partido en las elecciones presidenciales y tras un año de exilio en México y Argentina.

“Creo que esta semana, máximo hasta este fin de semana, ya vamos a decidir cuándo retorno y cómo retorno”, dijo Morales a la emisora Kawsachun Coca, del Chapare (centro de Bolivia).

El expresidente se trasladó el viernes a Venezuela desde Argentina, y su regreso al país donde se encuentra en calidad de refugiado estaba previsto para este domingo.

Algunos miembros del Movimiento al Socialismo (MAS), partido que lidera Morales, expresaron su deseo de que el exmandatario esté presente en la posesión del presidente electo.

“Muchos están sugiriendo que mi retorno sea el 11 (de noviembre). Salí el 11 (de Bolivia rumbo a México) y volver otra vez (en esa fecha)”, dijo el exmandatario, que baraja esa posibilidad.

Según dijo, conversó recientemente sobre su regreso con Arce. «No está definido. estamos en debate. veremos cuándo retornamos al Trópico», dijo Morales, sugiriendo que al volver se trasladaría directamente a la zona del Chapare (centro de Bolivia), su principal bastión político.

En los días previos a las elecciones se especuló que retornaría por la frontera con Argentina, donde Morales ha estado desde diciembre.

«Estoy muy agradecido con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, porque él me ha ofrecido llevarme personalmente hasta Bolivia», dijo el exmandatario.

(Agencias)

Comentarios Facebook