Parlamento boliviano determinó iniciar un juicio en contra de la presidenta del gobierno de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, por las masacres ejecutadas en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), así como otros hechos de violación de derechos humanos.

La comisión especial de la Asamblea Legislativa de Bolivia, que investiga las masacres sugirió un proceso penal en contra de los ministros Karen Longaric, de Relaciones Exteriores; Yerko Núñez, de la Presidencia; Arturo Murillo, de Gobierno; Fernando López, de Defensa; Álvaro Coímbra, de Justicia; Álvaro Rodrigo Guzmán, de Energías, y María Pinckert, de Medioambiente y Agua.

De acuerdo con la comisión, Jeanine Áñez también deberá responder ante la Justicia por la firma del Decreto Supremo 4078 con el cual autorizó a las Fuerzas Armadas a realizar operaciones violentas para «restablecer el orden público» y eximió a los militares de cualquier responsabilidad penal.

Por su parte, tras conocer la decisión en su contra, la presidenta de facto, victimizándose, a través de su cuenta de Twitter, alegó que el Movimiento al Socialismo recupera su costumbre de enjuiciar a los que piensan distinto.

Recordemos, que luego del  golpe de Estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019, las fuerzas militares ejecutaron las masacres de Senkata, en El Alto, contigua a La Paz, y Sacaba, en el departamento de Cochabamba. En dichas operaciones militares y policiales murieron 37 personas, 27 de ellas, fallecieron por impactos de balas. A la fecha, la investigación se desarrolla en base a la información suministrada por civiles y familiares de las víctimas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook