Cuba terminó una nueva semana epidemiológica sin reportar fallecidos por complicaciones asociadas a la Covid-19, de acuerdo a los datos más recientes del Ministerio de Salud local dados a conocer este viernes.

Al ofrecer el habitual balance informativo de cada semana, el director nacional de Epidemiología del Minsap, doctor Francisco Durán, destacó que durante la semana el promedio de PCR realizados cada día superó los 7.700 en 15 laboratorios de biología molecular con los cuales cuenta el país para tales diagnósticos.

Durante la semana fueron 493 las personas diagnosticadas con la enfermedad, lo cual elevó el total hasta 6.801 desde el 11 de marzo. La mayoría de ellas se concentran, durante los últimos siete días, en Pinar del Río (en el extremo occidente del país, con 164), Ciego de Ávila (50) y Sancti Spíritus (49), ambas en el centro de la isla.

De igual forma, el Minsap cubano informó que La Habana, capital del país, exhibe indicadores que demuestran que la epidemia está bajo control. La Habana ha tenido cuatro jornadas con cero casos y solo diagnosticó ocho en la última semana.

De esta manera, La Habana, durante meses el epicentro de la enfermedad en la isla, ha disminuido su tasa de incidencia en 15 días hasta 3,5 por 100.000 habitantes, casi la mitad de la del país. Cuba se mantiene en 6,7 y ahora son Pinar del Río y Sancti Spíritus los territorios con mayores tasas, con 59 y 33, respectivamente.

De los 10 eventos de transmisión local (denominación en Cuba para los brotes institucionales o comunitarios con más de diez casos asociados entre sí) abiertos en este momento, nueve están en esas localidades. Mientras, La Habana, por vez primera desde abril, no tiene ningún evento activo.

Por su parte, el ministro de Salud cubano, José Ángel Portal, durante una intervención en el Parlamento local esta semana resaltó los datos y los mecanismos del control de la epidemia en el país.

“Muchos son los elementos que distinguen nuestros protocolos. Nuestras acciones comienzan y terminan en la comunidad”, señaló en referencia al papel de la atención primaria en el sistema de salud.

Por igual, el titular de Salud reconoció el papel imprescindible de los médicos, enfermeros, estudiantes y profesionales, y el aporte de la industria biotecnológica y farmacéutica cubana.

De esta industria salieron los interferones empleados durante estos meses de pandemia y toda una gama de productos que ha hecho disminuir la letalidad en Cuba hasta menos del dos por ciento desde marzo. En el último mes la letalidad en la Mayor de las Antillas como consecuencia de la Covid-19 es incluso menor a uno por ciento, cuando en América es del tres por ciento.

(teleSUR)

Comentarios Facebook