Todo parece indicar que el régimen de Estados Unidos se prepara para aplicar medidas para evitar que Venezuela pueda adquirir diésel, un hidrocarburo líquido que es usado principalmente para la generación de electricidad y en el transporte de carga.

Según información difundida por S&P Global Platts, fue el propio Elliott Abrams, enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, quien dio a conocer la información.

«Estamos tratando de detener la exportación de crudo por parte del régimen de Maduro en Venezuela, y una de las formas de detenerlo es evitar que la gente cambie varios productos por él», señaló.

Destaca la información que Abrams aseguró: «Hemos estado en contacto con aquellos que están involucrados en tales transacciones y hemos encontrado que están dispuestos a cumplir con las sanciones de Estados Unidos».

De concretarse la medida uno de los sectores más afectados será el del transporte, tanto de carga como de pasajeros, debido a que estos dependen de este combustible para su movilización.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook