Este viernes, Turquía y las islas griegas del Egeo se vieron sacudidas por un potente terremoto de magnitud 6,9, que se cobró la vida de al menos 17 personas y causó considerables daños materiales en distintas localidades.

Muchas personas de la zona acudieron a las redes sociales para compartir su experiencia con el sismo; entre ellas, la bloguera mexicana Ixpanea, que en ese momento se encontraba en la capital de Grecia, Atenas.

De acuerdo con los protocolos mexicanos para casos de terremoto, lo primero que hay que hacer cuando se produce un sismo es de inmediato encontrar un espacio abierto, donde sea difícil que a nadie «le caiga algo encima». Probablemente por eso la joven se apresuró a abandonar el edificio donde se encontraba e instintivamente salió corriendo a la calle, sin siquiera tener tiempo de ponerse unos pantalones. Para su sorpresa, no había en la calle un alma, excepto ella.

«Estoy en shock: no hay nadie en la calle, nadie se bajó por el temblor. Obviamente, no hay alerta sísmica. Me bajé sin pantalones y sin cubrebocas», dijo Ixpanea, riendo y mostrando la calle vacía y sus piernas desnudas en sus ‘stories’ de Instagram.

Horas después, la bloguera subió una publicación aparte en la que agradeció a sus 414.000 seguidores por preocuparse y prometió compartir un video más sobre la experiencia que vivió con el temblor.

(RT)

Comentarios Facebook