El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela durante su programa Desde Donde Sea abordó el caso de los connacionales que fueron deportados desde Estados Unidos y que, debido al propio bloqueo que el régimen de ese país le impuso a Venezuela, se ha hecho efectivo a través de terceros países, como es el caso de Trinidad y Tobago.

Estas deportaciones, precisó Pérez Pirela, se han seguido ejecutando a pesar de que, por el bloqueo unilateral de EEUU, no hay vuelos directos a Venezuela. “No saben cómo deportar a los venezolanos por el bloqueo que ellos mismos impusieron. El 16 de octubre el senador demócrata Bob Menéndez denunció que el gobierno se valió de terceros países para deportar a venezolanos y se habló específicamente de Trinidad y Tobago. Tratando de evitar que esto afecte a Trump, el republicano Marco Rubio propuso que se aplique la Salida Obligatoria Diferida, una figura que obliga al inmigrante a salir del país, luego de un tiempo en el cual se le permite permanecer y trabajar para su sostenimiento. Lo aplaudió Carlos Vecchio, un lobista fundamental de la mafia de Leopoldo López”, comentó.

En ese sentido, sostuvo que dichas deportaciones se han convertido en uno de los instrumentos propagandísticos de la campaña de Joe Biden en su carrera por la Presidencia de Estados Unidos. Resaltó lo propio sobre actores de la política opositora, quienes ahora tratan de estigmatizar la situación de los migrantes venezolanos con fines electorales.  

“La propuesta de Marco Rubio, que estigmatiza a los venezolanos en EEUU y los obliga a salir del país por un tiempo fue aplaudida por el señor Carlos Vecchio, quien es otro de los autodenominados embajadores del lobby de Juan Guaidó para los EEUU. Carlos Vecchio está prestándose para la estigmatización de venezolanos con fines electorales”, dijo.

 (LaIguana.TV)

Comentarios Facebook