El mercenario Jordan Goudreau, quien comandó la fallida Operación Gedeón, con la que se pretendía asesinar al presidente Nicolás Maduro y a otros altos funcionarios del Gobierno Bolivariano para instalar un régimen tutelado por Washington, aseguró este viernes 30 de octubre que la Agencia Federal de Inteligencia (FBI, por sus siglas en inglés) lo investiga y trató de asesinarlo simulando un enfrentamiento con la policía, recoge el Miami Herald. 

En el trabajo periodístico realizado por los periodistas Antonio María Delgado, Kevin G. Hall y Shirsho Dasgupta y Ben Weider para el Herald, se asegura que Goudreau «alegó que el FBI trató de atraerlo a una confrontación de ‘muerte por policía’ en la redada», versión que, según el diario, confirmó «otro participante en el esfuerzo golpista».   

De acuerdo con lo informado por el Nuevo Herald, «unas semanas después de la incursión fallida, el 21 de mayo de 2020 el FBI allanó un apartamento en Boca Ratón donde estaba de visita Goudreau y confiscó 56.800 dólares en efectivo».

El abogado del exboina verde aseveró que esos recursos provenían de sus cuentas personales «y no (…) de venezolanos ni de otras personas en el extranjero». 

La oficina en Tampa del FBI, en un comunicado remitido al precitado medio, no confirmó ni negó la existencia de la investigación federal que denuncia Goudreau. 

De su lado, el representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, aseguró en Twitter que, al corriente que el FBI lo investiga, el modo que habría encontrado Goudreau de salvar su vida había sido «sacar todo lo que sabe al público y demandar a Guaidó».

El Herald informó que este viernes, Gustavo J. García-Montes, representante legal del mercenario, presentó una demanda contra Juan José «J.J.» Rendón en el Tribunal de Circuito de Miami-Dade en la que «exige el pago de 1,4 millones de dólares» por incumplimiento de contrato. 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook