Nicolás Romero, periodista de la revista de Frente, en entrevista para el programa «Cara a Cara», conducido por el periodista Clodovaldo Hernández para LaIguana.TV, explicó algunas de las maneras en las que EEUU y la derecha chilena conspiraron para propiciar el derrocamiento de Salvador Allende y el ascenso al poder del dictador Augusto Pinochet.

«Recordemos que una de las formas con las cuales EEUU junto a la democracia cristiana y la derecha le hicieron el golpe a Allende, tuvo que ver con cuestionar la legitimidad, la legalidad del gobierno de Allende», detalló.

«Allende para poder asumir como presidente tuvo que firmar, a petición de la democracia cristiana, el Acuerdo de Garantía Democrática, que era un acuerdo donde ellos decían que iban a respetar la constitución. ¿Por qué es tan grave eso? Porque si bien la Unidad Popular tenía su programa, el llamamiento a una asamblea constituyente, en la práctica la Unidad Popular lo puso en el centro de su programa [el acuerdo] (…) entonces siempre tuvo que hacer política amarrado a la camisa de fuerza de la legalidad burguesa heredada«, agregó.

En esto, subrayó el periodista, radica la importancia de los procesos que buscan reformar las legislaciones promulgadas para beneficiar a aquellos que detentan el poder a costa de su pueblo y en favor de poderes hegemónicos como EEUU, pues desmontar estas leyes es una de las pocas vías para conseguir un cambio verdadero del Estado por parte de sus ciudadanos. De ahí «la relevancia de poner la cuestión constituyente como un eje vertical de este momento táctico, este momento de avance, de polarización de la derecha y de avance en la conquista del Estado».

Para Nicolás Romero otro rol clave en el derrocamiento de Allende fue el de las fuerzas armadas, pues están intervenidas por los poderes económicos de Chile, que responden a EEUU, y por esto facilitaron y participaron del golpe en contra del presidente chileno. Advirtió que al igual que ocurrió con Allende, la continuidad del proceso constituyente que impulsan los movimientos sociales en Chile actualmente está muy amenazado por estos mismos actores, advirtió que de no darse garantías «vamos a tener unas fuerzas armadas intervenidas por EEUU que nos van a hacer un golpe de Estado, eso no nos va a permitir resolver los grandes problemas de desigualdad que enfrenta el país«.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook