A 62 se elevó el número de muertos tras el potente terremoto de magnitud 6,6 que sacudió el viernes las costas de Turquía y a las islas griegas del Egeo, indicó este domingo el presidente turco  Recep Tayyip Erdogan.

Al menos 920 personas también resultaron heridas tras el sismo que sacudió a Esmirna, la tercera ciudad más grande de Turquía por población.

«Estamos decididos a curar las heridas de nuestros hermanos y hermanas en Esmirna, afectados por el terremoto, antes de que comiencen el frío y las lluvias», manifestó el mandatario durante una reunión del Partido Justicia y Desarrollo (AK) en la provincia de Samsun, del mar Negro.

Anteriormente, el presidente dijo que se construirán nuevas casas para aquellos cuyas viviendas fueron destruidas «lo antes posible».

Los equipos del servicio de emergencias turco AFAD continúan su labor en nueve edificios de Esmirna, ciudad con 4.000.000 de habitantes y la más afectada por el movimiento telúrico, cuyo epicentro se situó a 60 kilómetros de la urbe en el mar Egeo.

Hasta el momento unas 104 personas han sido rescatadas de debajo de los escombros, mientras continúan las actividades de búsqueda y rescate.

Asimismo, unas 702 víctimas del sismo han sido dadas de alta de los hospitales, solo ocho permanecen en unidades de cuidados intensivos, según el ministro de Salud, Fahrettin Koca.

Koca enfatizó que no ha habido precedentes para la situación actual: un desastre por terremoto en tiempos de pandemia.

«No debemos sucumbir a la pandemia mientras luchamos contra un desastre por un terremoto», señaló Koca, instando a todos a seguir tomando medidas contra la Covid-19.

La Presidencia de Manejo de Desastres y Emergencias (AFAD) informó que se han registrado 902 réplicas, 42 de ellas con una magnitud superior a los 4,0.

(teleSUR)

Comentarios Facebook