Miembros de un jurado en California, en Estados Unidos, por fin decidirán el próximo lunes 9 de noviembre si enjuician a pena de muerte o cadena perpetua al exjugador de béisbol de ligas menores, Brandon Martin, luego de asesinar a batazos a su padre y dos hombres más hace cinco años.

El escogido en el sorteo universitario de los Rays de Tampa Bay de 27 años, usó en septiembre de 2015, según los fiscales, un bate de béisbol negro y atacó brutalmente a las tres víctimas en la casa de su familia en la ciudad de Corona; sin embargo, la justicia fue tardía en este caso.

Una de las víctimas era su padre biológico, Michael Martin de 64 años y quien estaba declarado como una persona con discapacidad. Otro occiso fue el cuñado de este, Ricky Andersen, de 51 años y el técnico Barry Swanson de 62 años, quien estaba en la casa instalando un sistema de seguridad.

Martin, dos días antes del ataque, estaba recluido en un centro de tratamiento de emergencia por problemas psiquiátricos. El expelotero, fue la selección número 38 del draft de las Grandes Ligas en 2011 cuando fue elegido por los Rays, citó la agencia EFE el pasado 4 de noviembre.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook